Bandas de frecuencia cardíaca (HRM) de Garmin.

7
cintas y pulsómetros de pecho Garmin HRM
SORTEO de los auriculares inalámbricos de gama alta BOSE SoundSport Free. !!!Participa AQUÍ!!!

En este artículo voy a dar un repaso a todos los monitores de frecuencia cardíaca que Garmin tiene actualmente en el mercado, desde el pulsómetro más básico (HRM) hasta los últimos pulsómetros diseñados para actividades de natación (HRM-Swim y HRM-Tri). Ahora que los pulsómetros ópticos se han estandarizado como un elemento casi imprescindible en la mayoría de relojes gps, puede parecer algo anticuado escribir sobre cintas de frecuencia cardíaca, que para muchos deportistas es la incomodidad hecha accesorio de running. Pero hay varios motivos por los que un pulsómetro clásico de banda de pecho seguirá siendo útil para muchos usuarios de Garmin:

  • Modelos sin sensor óptico: aún existen a la venta en el mercado muchos relojes gps de Garmin sin sensor óptico de frecuencia cardíaca integrado (además de la gama Edge para ciclismo). Modelos como el FR25, FR230, Fenix 3 o el Forerunner 920xt siguen siendo alternativas muy interesantes y más económicas que los últimos lanzamientos.
  • Mayor precisión: aunque los pulsómetros ópticos son cada vez más precisos, aún encontramos errores en entrenamientos de intervalos a muy alta intensidad o debidos a una mala colocación del reloj en la muñeca.
  • Universalidad: mientras que las bandas de frecuencia cardíaca se adaptan al 99% de los usuarios, la precisión y fiabilidad de los pulsómetros ópticos sigue dependiendo en parte del usuario que los lleva, siendo origen  frecuente de problemas los usuarios con la piel muy oscura, con mucho vello o con muñecas muy pequeñas.
  • Actividades de natación: aunque los sensores ópticos funcionan relativamente bien en actividades de natación, siempre que los llevemos bastante apretados, Garmin desactiva por defecto el sensor en sus dispositivos cuando iniciamos una actividad de natación en piscina o natación en aguas abiertas. Así mismo, los pulsómetros de banda normales (HRM y HRM-RUN) no nos servirán ya que no transmiten el pulso debajo del agua, lo que hace inevitable usar/comprar los sensores de banda específicos para natación HRM-Swim y HRM- Tri con memoria interna.

Una vez razonado el porqué escribir sobre monitores de frecuencia cardíaca a estas alturas de mi vida, veamos qué pulsómetros tiene Garmin para conectar con sus dispositivos (reloj-gps, ciclocomputador, pulsera de actividad o cámaras de acción), cuál es la mejor opción y qué otras alternativas compatibles hay en el mercado.

Tipos de monitores de frecuencia cardíaca (HRM) de Garmin.

Aunque todos utilizan la misma tecnología, dos electrodos integrados en una banda, más o menos elástica, conectados a un chip o pastilla alimentada por una pila botón tipo CR2032, Garmin ha ido evolucionando y rediseñando sus pulsómetros a lo largo de los años. Evoluciones tanto en comodidad como en parámetros registrados, pero siempre manteniendo un aspecto común a todos los modelos de bandas de pulso que veremos a continuación: la comunicación tipo ANT+. Los pulsómetros de Garmin no tienen conectividad Bluetooth, sólo se conectan vía ANT+, ésto quiere decir que serán compatibles con todos los dispositivos de Garmin que admitan sensores externos pero no con teléfonos móviles (salvo contadas excepciones en Sony o Samsung). A continuación tenéis todos los modelos que Garmin tiene en el mercado hasta la fecha:

Pulsómetro Garmin HRM básico.

Pulsómetro Garmin HRM básico

El primer pulsómetro que Garmin lanzó con sus Forerunner está compuesto por una banda semi-rígida delantera a la que se acopla una cinta elástica trasera. Este monitor cardíaco se sigue vendiendo actualmente y es el que Garmin entrega junto a sus dispositivos más económicos (FR15, FR25 o Edge 25). Sus características principales son:

  • Código: 010-10997-00
  • Tipología: pastilla unida a la propia banda.
  • Peso: 75 gramos.
  • Resistencia al agua: 10 metros (pero no registra ni transmite pulso bajo el agua).
  • Batería: pila botón CR2032 y 3 años de autonomía (1 hora por día)
  • Precio: se puede encontrar en amazon entre 29 y 32 €.
  • Repuestos: se puede adquirir la cinta elástica trasera por 8 € si la perdemos o da de sí con el tiempo.
  • Compatibilidad: con todos los dispositivos de Garmin que registren pulso. Muchos, muchos, quizás es más fácil recordar algunos que no son compatibles: Edge 20, FR10 o el Edge Touring o el antiguo Edge 200.

Actualmente es uno de los que tengo. Tras perder el de banda textil o soft-band, opté por la versión más económica para usarlo como “vara de medir” frente a los pulsómetros ópticos.  No es realmente mucho más incómodo que la versión premium, aunque si puede generar más roces en la piel que el resto de modelos  como consecuencia de las estrías internas que actúan como agarre con la piel (hay una foto hacia el final del artículo).

Pulsómetro Garmin HRM PREMIUM (Soft Band)

Pulsómetro Garmin HRM PREMIUM (Soft Band)

Garmin se adaptó a los nuevos tiempos y “versionó” el diseño de los pulsómetros de Polar junto al lanzamiento de los antiguos Forerunner 220 y Fenix 2. La versión HRM “premium” o “soft strap” tiene una cinta completamente elástica de tela a la que se le acopla una pastilla de plástico (cuerpo del pulsómetro) mediante dos botones a presión en su parte frontal. Sus características básicas son:

  • Código: 010-10997-07
  • Tipología: pastilla independiente de la propia banda.
  • Peso: 45 gramos.
  • Resistencia al agua: 30 metros (pero no registra ni transmite pulso bajo el agua)
  • Batería: pila botón CR2032 y 4,5 años de autonomía (1 hora por día)
  • Precio: se puede encontrar en amazon por 40 €.
  • Repuestos: la cinta elástica de repuesto original de Garmin es bastante cara (32 €), casi lo mismo que el pulsómetro completo. Por suerte hay innumerables modelos compatibles por menos de 10 €.
  • Compatibilidad: con todos los dispositivos de Garmin que registren pulso (igual que la versión anterior).

Es un pulsómetro con una banda más ancha y menos aparatoso (se puede doblar mejor) que el primer modelo. Realmente es más cómodo que el básico, aunque no muchísimo más, y la mayoría de mujeres lo llevarán mejor al no tener tanta parte rígida bajo el pecho. Aunque es más cómodo, la cinta no es eterna, con el tiempo y el uso puede que empiece a dar lecturas erróneas. Os recomiendo primero que cambiéis la pila, y si aún así no os funciona, sustituid la banda elástica.

De este modelo han ido sacando a lo largo de los años varias versiones, siendo la más moderna (y económica) la que aparece en el centro de la imagen.

Versiones pulsometro Garmin HRM soft band premium

Pulsómetro Garmin HRM-RUN

Pulsómetro Garmin HRM-RUN

Esta versión es casi idéntica a la anterior, sólo se distingue físicamente por el muñequito corriendo, de ahí el RUN en el nombre (HRM-RUN), dibujado en la pastilla del pulsómetro. Ése icono indica que la banda registra métricas de carrera mediante el acelerómetro interno integrado. Aunque como pulsómetro es compatible con todos los gps y ciclocomputadores de Garmin, sólo transmite las métricas de carrera a los relojes de gama alta de la marca (FR620, 920xt y Fenix 3 y versiones posteriores).

Las datos de técnica de carrera que recoge el HRM-RUN son la oscilación vertical, el tiempo de contacto con el suelo y la cadencia(*). Teniendo en cuenta que la mayoría de gps de Garmin ya registran la cadencia de pasos por sí mismos, y que a los otros valores no aportan información realmente útil, más allá de saciar la curiosidad, no recomendaría su compra por encima de la versión sin métricas, más aún si tenemos en cuenta que ya casi está descatalogado o se encuentra a precios muy elevados (94 €). De todas formas, si os interesan las métricas de carrera, optaría siempre por la nueva versión que aporta más datos de este tipo. (*) En 2105 se añadieron mediante una actualización las métricas de la nueva versión de este pulsómetro, el HRM-RUN 4.

Pulsómetro Garmin HRM-RUN (4)

Pulsómetro Garmin HRM-RUN (4) rojo

Con la llegada de los sensores ópticos a todos los relojes-gps que ha ido lanzando Garmin en los últimos años, la compañía americana aprovecho también para actualizar su monitor de frecuencia cardíaca HRM-RUN. Para ello modificó el diseño de banda elástica, con tela más suave, redujo el tamaño de la pastilla y volvió a insertarla en la banda. Al igual que pasa con el HRM básico, en este nuevo modelo la pastilla y la banda van unidas. Si perdemos o rompemos la correa, se pierde el pulsómetro completo. En la imagen siguiente se puede ver la diferencia entre los modelos que hemos visto hasta ahora.

diferencia de bandas de pulsómetro garmin HRM

La tela es mucho más suave que la usada en el anterior HRM-RUN y se ha mejorado también el sistema de adherencia interior añadiendo material siliconado (color azul) alrededor de los electrodos.

diferencia de bandas de pulsómetro garmin HRM-RUN

A continuación os resumo las características más importantes de la nueva versión del monitor de frecuencia cardíaca HRM-RUN o HRM-RUN 4.

  • Código: 010-10997-12
  • Tipología: pastilla unida de la propia banda.
  • Peso: 59 gramos.
  • Resistencia al agua: 50 metros (pero no registra ni transmite pulso bajo el agua)
  • Batería: pila botón CR2032 y 1 año de autonomía (1 hora por día). Os dejo un vídeo que explica cómo cambiarla.
  • Precio: 99 €, aunque se puede encontrar en amazon desde 78 €.
  • Repuestos: no dispone de cintas de repuesto, sólo un extensible elástico trasero que sí podríamos sustituir.
  • Compatibilidad: transmite frecuencia cardíaca a todos los dispositivos de Garmin que registren pulso y métricas de carrera avanzadas a los Forerunner 630, 645, 630, 735xt, FR920xt y a toda la gama Fenix desde el Fenix 3.

Junto a los cambios de diseño, Garmin mejoró un poco las “métricas de carrera” añadiendo a las que ya habíamos comentado: el balance entre el tiempo de contacto de cada pie en la zancada, la longitud de la zancada y el ratio vertical (relaciona longitud de zancada con la oscilación vertical). En la imagen siguiente podéis ver como en un entrenamiento de intervalos de 500 metros, cuando unos parámetros bajan otros suben y por el código de colores, azul=bien y rojo/naranja=mal, se da entender que cuanto más rápido voy, mejor técnica de carrera tengo. La anterior reflexión es la único medianamente clara a la que he podido llegar tras años viendo ese tipo de datos. Para el corredor popular que no está en la élite del atletismo, su utilidad práctica o real es nula, e incluso, no tengo claro que a la élite les pueda servir.

datos de dinámica de carrera con garmin

A partir de los datos de dinámica de carrera de este pulsómetro (o con el nuevo Running Dynamics Pod) y el ritmo al que corremos, Garmin ha desarrollado su propia fórmula para calcular la potencia que desarrollamos en carrera, “los famosos vatios” . Un dato “único” que se supone debería integrar aspectos como la técnica de carrera, el viento, la velocidad y el desnivel. Pero de la potencia y su utilidad en el running ya hablaremos más profundamente en próximo artículos. De momento quedaos únicamente con que el nuevo HRM-Run también registra datos de potencia en carrera (no en ciclismo), eso sí, siempre mediante las app’s de Connect IQ que sólo son compatibles con los últimos modelos de gama alta ($$$) de la marca: Fenix 5, 5S y 5X y los Forerunner 645 o 935.

Pulsómetro para natación Garmin HRM-Swim.

Pulsómetro para natación Garmin HRM-Swim

Poco después de la salida del Forerunner 920xt, garmin anunció sus nuevas bandas de frecuencia cardíaca para natación: el modelo HRM-Tri y el HRM-Swim. Algo tarde, pero por fin se ponía al día con el resto de competidores (Suunto o Polar), ideando (copiando) una forma de solventar la imposibilidad de transmitir el pulso vía ANT+ bajo el agua. Para ello, en vez de cambiar el rango de frecuencia (como hace Polar), los pulsómetros HRM-SWIM y HRM-Tri, además de emitir los datos de pulso, lo van almacenando en memoria, y una vez finalizada la actividad, se transfiere todo el registro de FC (sin cortes) al reloj.

El HRM-SWIM es el pulsómetro específico para natación en piscina (también en el mar). No es que no se pueda usar para correr, se puede, pero no es del todo cómodo, su diseño está especialmente pensado para evitar su movimiento al realizar los giros tras cada largo de piscina, por ello es un poco más ancho (más incómodo al correr) y menos flexible. Todo su interior está recubierto de una película “siliconada” que mejora el agarre con la piel. Lo probé en su día, y el funcionamiento es muy bueno, no se mueve y el pulso se registra perfectamente. Las características principales del HRM-Swim son:

  • Código: 010-12342-00
  • Tipología: pastilla unida a la propia banda y memoria interna.
  • Peso: 51 gramos.
  • Resistencia al agua: 50 metros.
  • Batería: pila botón CR2032 y 6 meses de autonomía (1 hora de nado al día). Os dejo un vídeo que explica cómo cambiarla.
  • Precio: 99 €, aunque se puede encontrar en amazon por debajo de 79 €.
  • Repuestos: no dispone de cintas de repuesto, sólo un extensible elástico trasero que si podríamos sustituir. Se recomienda lavarlo con agua corriente cada vez que salgamos de la piscina evitando así el deterioro por la acción del cloro.
  • Compatibilidad: transmite frecuencia cardíaca a todos los dispositivos de Garmin que registren pulso, pero sólo registra el pulso en actividades de natación en los relojes multideporte: Forerunner 735xt, FR920xt y toda la gama Fenix desde el 3. No nos servirá para ningún vivoactive ni para el Garmin Swim, aunque éstos tengan perfil de natación.

Pulsómetro para natación y triatlón Garmin HRM-Tri.

Pulsómetro para natación y triatlón Garmin HRM-Tri

El monitor de frecuencia cardíaca HRM-Tri es un mix entre el HRM-RUN y el HRM-Swim. Con este pulsómetro tendremos tanto las últimas métricas de carrera del HRM-RUN como el almacenamiento del pulso mientras nadamos del HRM-Swim. En cuanto a su estructura y diseño, es idéntico al HRM-Run salvo en el color del protector frontal. A diferencia del HRM-Swim sólo tiene material siliconado alrededor de los electrodos internos del pulsómetro. Por este motivo, si no lo llevamos muy apretado puede que se nos suba o gire si hacemos el viraje muy enérgico tras un largo.

diferencia entre HRM-Tri y HRM-Swim

Como ventaja principal tiene su mayor versatilidad, aunque ésta se paga (es el más caro de todos). Nos servirá tanto como pulsómetro para correr (o bici) como para nadar, y en competiciones de triatlón no tendremos porque quitárnoslo tras salir del sector de natación. Las características principales del HRM-Tri son:

  • Código: 010-10997-09
  • Tipología: pastilla unida a la propia banda y memoria interna.
  • Peso: 49 gramos.
  • Resistencia al agua: 50 metros.
  • Batería: pila botón CR2032 y 10 meses de autonomía (1 hora de entrenamiento). Os dejo un vídeo que explica cómo cambiarla.
  • Precio: 129 €, aunque se puede encontrar en amazon por debajo de 93 €.
  • Repuestos: no dispone de cintas de repuesto, sólo un extensible elástico trasero que si podríamos sustituir.
  • Compatibilidad: En natación tiene la misma compatibilidad que el HRM-Swim y en cuanto a datos de dinámica de carrera la misma que el HRM-Run.

¿Cuál de las diferentes bandas de frecuencia cardíaca de Garmin comprar?

La respuesta a esta pregunta dependerá sin duda del uso que le queráis dar, pero mi primera opción siempre sería ir por la banda más económica. Si sólo vais a utilizarla en algún entrenamiento puntual o, aún teniendo un Garmin con pulsómetro óptico, queréis mayor precisión en algunos entrenamientos puntuales el HRM básico es más que suficiente y prácticamente indestructible. Además, si es para conectarla a un ciclocomputador, al movernos menos encima de la bicicleta, éste modelo de plástico lo veo más higiénico al no absorber tanto sudor.

Si el uso va a ser más habitual (en entrenamientos de carrera), la versión HRM premium no es mucho más cara y siempre podréis ir cambiado la cinta elástica con repuestos bastante económicos.

En cuanto a la nueva HRM-Run (4), partiendo de que no le veo “utilidad” a las métricas de carrera y, aunque es algo más cómoda que la versión antigua, veo como inconveniente a largo plazo que se haya unido la pastilla a la banda. Por su precio también la descartaría frente a sensores ópticos de pulso de brazo. Sólo tendría en cuenta si queréis empezar a “jugar” con datos de potencia en carrera (si tenéis un gps tope gama) o si la banda premium os produce rozaduras al contactar la parte superior de la pastilla con la piel (probad antes a ponerle un poco de “tape”). En todo caso, si tenéis el capricho o la urgencia de comprar el HRM-Run nuevo (rojo), quizás sea mejor opción ir a por el HRM-Tri. Por 20 € más tendréis la misma banda y además registrará el pulso nadando (siempre y cuando tengáis interés en conocer vuestros registros de FC en natación).

Si vuestra idea es registrar el pulso sólo cuando nadáis, ahí sin duda la mejor opción es la banda HRM-Swim, el diseño es más adecuado que el de la HRM-Tri y además es más económica (ha estado mucho tiempo sobre los 60 €).

Alternativas a los monitores de ritmo cardíaco de Garmin.

Y fuera de los pulsómetros Garmin ¿qué tenemos? Pues para natación no hay nada. El protocolo que tienen sus relojes para pedir la información de pulso tras acabar la actividad no es compatible con otros sensores con memoria interna (al menos yo no conozco ninguno que lo sea). Así que tendremos que morir en la HRM-Tri o la HRM-Swim, al menos hasta que desbloqueen el sensor óptico de pulso en esas actividades.

En cuanto a actividades fuera del agua, si que hay muchas más opciones. Lo primero a recordar es que la comunicación entre los dispositivos Garmin y los sensores externos es de tipo ANT+, sólo los últimos modelos (Fenix 5, FR935 y FR645) admiten bandas bluetooth. Para esos tres modelos, el abanico es mucho más amplio y económico (aunque no tendríamos métricas de carrera como en la HRM-Run). Para el resto de dispositivos debemos buscar monitores de frecuencia cardíaca tipo ANT+ o DUALES (ANT+ y BT). Los duales tiene la particularidad de transmitir al mismo tiempo en las dos frecuencias, por lo que podremos conectar la banda simultáneamente a varios terminales ANT+ y a otro (uno sólo) vía bluetooth. El más conocido es el Wahoo Tickr.

Si buscáis una cinta de frecuencia cardíaca porque acabáis de comprar un reloj-gps sin sensor óptico de pulso o un ciclocomputador, otra opción interesante es mirar un pulsómetro óptico de antebrazo, más precisos que los de muñeca y a un precio similar a la cinta HRM-Run (roja). Los dos modelos que os recomiendo por fiabilidad y compatibilidad (al ser duales) son el Scosche Rhythm Plus o el nuevo pulsómetro de brazalete de Wahoo Tickr Fit.

Y esto es todo, creo que le hemos dado un repaso interesante a los monitores de frecuencia cardiaca de Garmin y espero que con este artículo tengáis más claro que banda de pulso es la más adecuada para el uso que le pensáis dar a vuestro gps, pero si os queda alguna duda tenéis el apartado de comentarios para cualquier pregunta o sugerencia.

Recordad que tanto en Twitter @PreMarathon como en el canal de youtube podréis estar al tanto de todas las noticias, pruebas y ofertas destacadas relacionadas con el deporte y la tecnología, y que podéis apoyar esta sección comprando a través de los links de las diferentes tiendas on-line que acompañan a los artículos o cualquier otro producto a través de este enlace de amazon. Gracias por leerme y hasta el siguiente artículo.

Victor – @PreMarathon

Índice de artículos tecnología deportiva.

Ofertas recomendadas:relojes gps de oferta y baratos

7 Comentarios

  1. Hola Victor.

    Muchas gracias por este artículo tan detallado, que nos ayudará mucho a la hora de elegir o cambiar de pulsómetro.

    Solamente me gustaría puntualizar un detalle:
    La banda HRM-Run y la HRM-Run (4) creo que dan las mismas métricas después de una actualización de la mas antigua.
    Yo tengo la HRM-Run extraible y me da seis métricas, igual que la otra.

    Saludos.

  2. Hola Victor:
    Tengo hace un tiempo un FR15 con la banda pectoral mas económica. Habitualmente la creí confiable.
    Ya tuve que reemplazar la batería no hace mucho (no enviaba señal al reloj GPS) pero ahora creo que está fallando de manera diferente; o al menos creo que es una falla. Mi frecuencia cardíaca máxima estaba en el orden de 170-175 en tramos muy cortos (100 a 200m con pocas repeticiones). A 150ppm podía hacer tramos de más de media hora. Ahora llego agitadísimo a los mismos entrenamientos de 100-200m de antes y cuando veo la lectura del GPS me está marcando 150ppm ¿Es una falla de la banda pectoral o voy al cardiólogo? ;-)
    Gracias.

    • Hola Martín, si marcara 180-190 si me preocuparía XD, Habría que ver gráficas para saber qué está pasando, pero si hay cambios de ritmo y la fc no cambia el pulso o muy poco, algo pasa. En invierno suelen fallar más por la falta de humedad entre el pecho y la banda, pero siempre dando errores más grandes. Probaría antes de todo a cambiar de nuevo la pila (no sea que hayas comprado una con demasiado tiempo en la tienda) y a ajustar la cinta elástica. Si sigue dando errores, probablemente haya algo roto en la parte interior del plástico.
      Ya me cuentas si se puede solucionar.

      • Muchas gracias, Víctor.
        Lo del invierno no cuenta: Olvidé mencionarlo pero aquí estamos en verano; transpiras de cepillarte los dientes.
        Lo de la pila puedo hasta probarle la tensión. Veré de revisar durante el fin de semana.
        Los cambios de ritmo están. La variación es menor que lo que recuerdo de hace unas semanas atrás. Haces 100m a tope y llegas a 150-155ppm (antes llegaba a 160-170). Para relajar trotas muy lento o caminas y llegas a 110ppm (antes me sentía bien a 130)

      • Victor:
        Aquí me tienes con una respuesta parcial. No he cambiado la batería del multitester aún, pero aproveché y limpié con alcohol los lados de la banda cardio (el lugar con las líneas, que supuestamente tienen dentro los sensores eléctricos)… ¡Voilá! He llegado a superar las 170ppm en tramos muy cortos este fin de semana que pasó.
        Me queda aún revisar la carga de la batería, pero por el momento pareciera que fué unicamente suciedad en los sensores.

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre