Londres de pasos, cervezas, bicicletas y Apple Watch.

0
Guía de viaje a londres: consejos y recomendaciones

Vuelvo de Londres tras siete días de turismo con la sensación de haber visitado un Nueva York europeo, quizás sea porque es mi primera vez en tierras inglesas y de haber estado antes en Londres, pensaría que Nueva York es un Londres Americano. Dejándome de comparaciones, estos días en Londres han sido unas vacaciones poco merecidas pero muy disfrutadas y más que necesarias para lo que me espera el resto de año: muchos gadgets por probar y aún más reviews por escribir y vídeos que subir al canal de youtube. En este post os cuento en unas líneas algunas aspectos del viaje que me han llamado la atención y que tienen cierta relación con la web (relojes/ciclismo) y os dejo al final una pequeña guía turística de Londres, subjetiva como casi todas las que encontraréis en internet, con muchas recomendaciones y algún que otro consejo para ahorrar dinero, tiempo en colas y disfrutar todo lo posible de una ciudad con tantas y tantas cosas que ver.

El Londres relojero y cervecero

Londres me ha servido, además de para añadir terminología técnica cervecera (IPA/INDIAN PALE ALE/CRAFT LAGER) a mi diccionario británico particular, para deleitarme con una de mis pasiones, las bicicletas de carretera, y para escudriñar qué relojes-gps y smartwatch llevaban los londinenses en sus muñecas.

Cerveza Pale Ale BrewDog artesana Inglaterra
Cerveza Pale Ale BrewDog (acabé trayéndome 8 latas)

Por deformación profesional, desde hace ya varios años me suelo fijar en los relojes que lleva la gente y los más de 20.000 pasos diarios de ese viaje dieron para cruzarme con la gente suficiente para sorprenderme con la cantidad de Apple Watch que he visto, cualquier cifra de 10 a 1 o 20 a 1 con respecto a otro reloj gps o smartwatch se quedaría corta.

Pasos diarios durante un viaje

Si en España parece que regalaron los Fenix 3, en Londres, el Apple Watch debe salir en los huevos kinder. Este hecho debería ser un toque atención bastante serio a mi trabajo y a lo poco que he escrito sobre ese dispositivo por aquí. Aunque en España no es tan aplastante su uso, sin duda he subestimado al Apple Watch como reloj deportivo frente a modelos de otras marcas. Respecto al resto de modelos, algún Fenix 5 en turistas y mucho Garmin, junto algún polar, entre la gente que corría por los parques. Ningún Suunto y varios modelos de fitbit antiguos: pulseras Charge 2, smartwatch blaze e incluso he visto un Surge. Nada de los nuevos modelos ionic o versa. Que no haya visto modelos Suunto aún podría atribuirlo a un mix entre un entorno urbano y el #spartangate. En cuanto a la decadencia de fitbit, aunque parece que el fitbit versa tendrá mejores ventas que el ionic, creo que la compañía está en punto muerto y necesita dar un cambio de rumbo más pronto que tarde sino quiere que xiaomi o cualquier otra asiática acabe comprándola.

Para terminar con el tema relojes, ¿a qué no adivináis que gran reloj estaba en obras durante nuestro viaje? #putabidatete

Big Ben en obras

El Londres ciclista.

Sorprendentemente, ni el típico mal tiempo británico (aunque tengo que decir que no he sacado el chubasquero en los 7 días) ni el caótico tráfico Londinense impide que muchísima gente vaya en bicicleta al trabajo. Lo primero en lo que me fije fue en el tipo de bicicletas usadas, casi la mayoría son de carretera (acero antiguas, aluminio y muchas de carbono actuales). El uso de las bicicletas de montaña es casi anecdótico. Una visión muy diferente a lo que se ve en otros países con gran tradición en el ciclismo urbano como Holanda o Bélgica dónde la bicicleta de paseo o tipo “holandesa” es casi un estándar. Los motivos, quizás sean variados. No descarto que el peso sea uno de ellos, pero casi todas duermen en la calle, por lo que no sería el primordial. Creo que el principal factor es un tema de velocidad. En el centro de Londres, los pocos carriles bici que hay suelen compartir calzada con los coches y no hay muchos que tengan bordillos de separación. Los ciclistas se mezclan con el resto de tráfico rodado y eso hace que tengan que ir muy rápido, nada de ir en bici a ritmo de verano azul. Otro motivo creo que debe de ser el mantenimiento, mucho más sencillo que el de las bicicletas de montaña y además, mucho más fácil de poner guardabarros que cubran casi la totalidad de las dos ruedas.

El otro tipo de bicicleta que más he visto es del tipo plegable, casi siempre de la mítica marca Londinense Brompton (>1000€). Muy rápidas, muy, muy plegables y muy fáciles de transportar en el metro o el autobús si nos pilla un día de lluvia.  Y claro está, estando en Londres era obligatorio pasar por la tienda de Brompton. No es muy grande, pero tienen casi todos sus modelos y te dejarán probar las nuevas eléctricas.

Bicicletas plegables Brompton
Bicicletas plegables Brompton

Claro, y una vez estás visitando tiendas, cómo no vas a ir a ver la tienda de ropa ciclista de Rapha que hay en el Soho, aunque sepas que para comprarte unos calcetines tendrás que vender un riñón. Menos mal que uno tiene estudios y sabe que se puede vivir perfectamente con uno sólo XD.

tienda ropa ciclismo rapha soho londres

Junto al tipo de bicis, otro de los aspectos que más me ha llamado la atención es la habilidad que tienen los Londinenses para doblar el traje y meterlo en la mochila de forma que al cambiarte en el trabajo no parezca que te ha atropellado un camión. Al menos eso da entender la cantidad de trabajadores que salían de la oficina vestidos ya con culote y maillot. Un truco típico es usar una revista de tapa dura al doblar la camisa para conseguir que no se arrugue. En el siguiente video podéis ver más ideas sobre qué llevar y como llevarlo cuando vamos al trabajo en bicicleta:

Pequeña guía turística de Londres.

Y ese ha sido básicamente mi viaje a Londres, mucho andar, muchas cervezas y bicicletas por todos lados. En cuanto a consideraciones más turísticas, os dejo una serie de apuntes y/o recomendaciones totalmente subjetivas que os pueden servir de ayuda si nunca habéis estado en Londres y tenéis pensado ir pronto:

¿Llegar a Londres desde el aeropuerto de Gatwick con EasyJet?

Si voláis con EasyJet, llegaréis seguramente a la terminal norte de Gatwick, desde ahí hay que tomar un metro ligero denominado “shuttle” totalmente gratuito que os dejará en la terminal Sur del aeropuerto. Una vez en esa terminal, el método más rápido para ir al centro de Londres (Estación Victoria), es el tren Gatwick Express. No hace paradas y suele tardar 30 min. En la puerta de entrada podréis comprar los billetes por 17-19 £ y, si compráis ida y vuelta, os saldrá un poco más barato. Simplemente tenéis que prestar atención a que la vuelta sea abierta (Open Return). Una vez en Victoria Station, hay que bajar a la estación de metro (son distintas) o ir andando a la que más os convenga para comprar desde cualquier “maquinita” la tarjeta de transporte Oyster (5€), válida para metro/autobús, y recargarla con una cantidad de dinero o un bono de varios días (suficiente con las zonas 1-2). Tanto el coste de la tarjeta como el dinero que nos sobre podremos recuperarlo en las máquinas de la última estación que utilicemos.

El transporte en Londres: caminar, metro y autobús.

Londres, aunque es muy grande, es muy caminable. Es una ciudad casi sin cuestas y con una continuidad entre zonas y puntos de interés que da para andar mucho, quizás demasiado. Por ello, la mejor opción para trayectos que duren más de 30-40 minutos andando es utilizar el metro, más que por el cansancio, por optimizar el tiempo del viaje. Las líneas se distinguen tanto por colores como por el nombre de la misma y, una vez dentro, es muy difícil perderse al haber siempre un cartel indicando las paradas que hay en cada uno de los dos sentidos. La frecuencia de paso es alta, cada 2 minutos en la mayoría de líneas importantes y a partir de las 9:30 (fin de la tarifa cara o “Peak”) no suele haber aglomeraciones, así que no correr si oís que perdéis el metro.

Aunque los típicos autobuses rojos de dos plantas son algo más lentos que el metro, “google maps” siempre lo dejará como segunda o tercera opción en cualquier trayecto, son sin duda una buena opción en el viaje de vuelta tras un día de turismo, sobre todo en las primeras filas del segundo piso, dónde tendrás una visión panorámica de la ciudad.

¿Cómo organizar la visitas en Londres?

Londres está abarrotada de zonas y lugares interesantes que ver, fotografiar, pasear o visitar durante un par de horas e incluso tumbarse en un parque si sale el sol. Es imposible verlo todo, diría que incluso lo es siendo uno londinense. Por este motivo os recomiendo algo de organización en cuanto a qué queréis ver y no ser demasiado optimistas, porque alguna cola tendréis que hacer seguro (Abadía de Westminster, Churchill War Rooms, …). Además, los horarios de visita no son muy amplios, normalmente abren de 10:00 AM a 17:30/18:00, por ello es recomendable llegar un poco antes de que abran para intentar poder acoplar más de 3-4 sitios en cada día de turismo. Los viernes hay horario extendido en la mayoría de museos, por lo que se puede aprovechar para ir a alguno de ellos cuando el resto de monumentos estén cerrados.

Museo de historia natural de Londres.
Hall de entrada del Museo de Historia Natural de Londres.

¿El tiempo en Londres?

Tan impredecible como para que no te llueva en toda una semana o que lo haga todos los días. Si madrugáis, el canal uno de la BBC tiene una sección del tiempo que es bastante fiable, a nosotros nos acertó los 7 días. Independientemente de la predicción, el paraguas y/o el chubasquero, lo que menos pese, debe ir con vosotros todo el viaje. Otra recomendación es tener siempre en mente un museo (la mayoría son gratuitos) en la zona o zonas que vais a visitar ese día, una especie de salvoconducto si el chirimiri pasa a ser algo torrencial.

¿Qué ver en Londres?

Casi todo lo que hay en las guías merece la pena, no hay realmente nada que sea un “buff”. Los clásicos para visitar en Londres en 3 días o más son: Buckingham Palace (sólo en verano y con reserva), Abadía de Westminster (tumbas, entre ellas la de Charles Darwin y Newton), Palacio de Westminster (en el interior están las denominadas casas del parlamento), Big Ben (una de las torres del palacio de Westminster), Torre de Londres (donde los minions robaron las joyas de la corona), Monument (Columna de gran altura), Tower Bridge (puente levadizo), Kensington Gardens (Jardines y Palacio), Catedral de San Paul, Piccadilly Circus (plaza), Trafalgar Square (plaza), Puente de Londres y Millenium Bridge, Covent Garden (mercado+barrio), Soho y Notting Hill (barrios), Candem (mercados), British Museum (piedra Roseta, momias y expolio variadito) y el Museo Historia Nacional (dinosaurios).

A los lugares anteriores añadiría sin duda:

  • Churchill War Roms: un museo que alberga una exposición sobre la vida de Churchill y las habitaciones y puestos de mandos desde donde dirigía buena parte de las operaciones de la 2ª Guerra Mundial. Muy recomendable y pilla cerca del 10º de Downing Street (residencia oficial de los Primeros Ministros del Reino Unido).
  • Visita a las Casas del Parlamento (Palacio de Westminster): aunque la entrada es cara (>20 £) y está fuera del London Pass, me gustó la historia y el propio edificio que alberga las dos cámaras parlamentarias (Lóres y Comunes) y donde ajusticiaron a William Wallace (Braveheart).
  • Estación de St. Pancras Internacional: espectacular estación bajo un edificio de ladrillo rojo que actualmente pertenece a un hotel. Además pilla al lado del famoso anden 9 3/4 de Harry Potter (y la tienda de regalos) situandas dentro de Kings Cross Station.
  • Paseo por Oxford street (calle principal de tiendas) y por Bond street (tiendas/lujo), aunque no dejan de ser tiendas, también es una forma de tomarle el pulso a la ciudad.
  • Royal Albert Hall: interesante visita guiada de este espacio multi-usos (desde conciertos hasta peleas de sumo) que si tenéis tiempo y coincide con el ensayo de alguna actuación os puede gustar.
  • Tate Modern: muy similar al MOMA de NY y, aunque no os guste el arte moderno, es gratuito y merece la pena visitar el gigantesco edificio que albergaba años atrás una planta de producción eléctrica. Además desde su última planta tendréis unas magníficas vistas de la City de Londres.

vistas del skyline de Londres desde el Tate Modern

  • Shakespeare Glove: teatro reformado al estilo del clásico donde la compañía de Shakespeare representaba sus obras. Quizás te suene por la película Shakespeare in Love. La visita guiada es muy interesante ya que te cuenta que era el teatro y quién asistía en aquella época, pero sólo si entendéis el idioma.

Como ayuda para situar qué ver y tener algo de contexto, os recomiendo encarecidamente la aplicación móvil de PlayAndTour, tendréis una audio-guía “off-line” de Londres bastante completa con más de 100 puntos de interés comentados en español.

London Pass, ¿sí o no?

Esa fue una de las dudas que tuvimos durante todo el viaje una vez lo compramos. Aunque realmente te ahorras algunas libras con respecto al precio de las entradas compradas individualmente y también evitas hacer alguna cola (St. Paul y Torre de Londres), sale “por un pico” e impide reservar la hora exacta de visita en algunos sitios (Chruchill War Roms o Royal Albert Hall). Si vais mucho tiempo o sois de los que os gusta entrar a todo, lo compraría sin duda, os saldrá rentable. Si vais justos de tiempo, creo que también la compraría, más que por ahorrar, como medio para no perderme cosas. Las entradas en Londres son muy caras y muchas veces las 20£ que cuesta entrar a la mayoría de sitios pueden echar para atrás a cualquiera que vaya con el presupuesto justo. Si os decidís por comprarla, mejor hacerlo vía móvil y guardar la tarjeta en la propia aplicación o en el Wallet, os saldrá más barato y os ahorráis perderla.

De tiendas por Londres.

Además de las calles Oxford Street y Bond Street, los tres mercados de Candem y la zona de Covent Garden, hay cuatro o cinco tiendas interesantes que son de visita casi obligatoria:

  • Tienda de Lego, en Covent Garden, junto a la Leicester Square. Justo enfrente encontraréis la de M&M’s.
  • Japan Centre, un supermercado japonés repleto de productos típicos y comida preparada allí mismo.
  • The Queen’s Gallery, una tienda de “merchandaising” de la reina muy curiosa en la que encontraréis desde peluches de sus perros hasta toallas. Se encuentra en uno de los laterales del Palacio de Buckingham. Quién se puede resistir a tomar el té en las misma taza que la soberana de Inglaterra.
  • Tienda Nike en la parada de metro de Oxford Circus (a pocos metros también está la de NB y la de Asics).
  • Tiendas de Apple de Regent Street y Covent Gardent, aunque no seamos fan de la marca, sus tiendas siempre impresionan.
Tiendas de los mercados de Candem
Tiendas cerca del mercado de Candem.

¿Qué no (me mereció la pena) visitar en Londres?

Totalmente subjetivo y quizás no coincida ni con mi propia mujer, pero hay ciertos lugares que una vez vistos no tengo claro que hubiera entrado:

  • Museo de Victoria&Albert: interesante edificio y colección, pero demasiados objetos (más de 5 millones) y colocados en salas con un itinerario algo complicado de seguir.
  • Catedral de San Paul: quizás me tildéis de loco, pero me dijo bien poco como edificio y la audio-guía me pareció bastante mala. Eso sí, es perfecta si os gusta subir escaleras, se puede subir hasta lo más alto de la cúpula.
  • London Eye: aún siendo de las atracciones más visitadas, no es más que una noria que tarda 30 minutos en dar una vuelta. Si queréis tener unas vistas de todo Londres y habéis comprado el London Pass, os aconsejaría ir al mirador del edificio “The Shard”. Además de ser más alto, suele haber menos cola para acceder y pilla cerca del Mercado Borough donde podréis comer por muy poco dinero.
  • Museo Nacional: aunque hay obras muy interesantes (de la talla del Museo del Prado) y es gratuito, quizás se necesite mucho tiempo para realizar una visita con calma.
  • Royal Mews (Caballerizas reales): salvo que os enamoren las carrozas reales y los caballos o no esté abierto Buckingham Palace, no es una visita muy interesante. No es cara, pero no pasa nada si os la perdéis.
  • El cambio de guardia: no es que no sea interesante, pero es un poco coñazo, más si te das cuenta que lo hacen todos los días (salvo si llueve). Una muestra clara de la importancia que da el Imperio Británico y su corona al protocolo. Dura casi 45 minutos y la gente se amontona en el enrejado del palacio hasta una hora antes de que comience. Iría unos 15 minutos antes del cambio (a las 11:30 en invierno y las 11:00 en primavera/verano) para ver entrar a la banda de música y tampoco perdería mucho más tiempo allí.
  • Greenwich Line (y barco Cutty Sark): no digo que no sean interesantes, pero los descartamos al final del viaje al quedar demasiado a desmano de cualquier otro sitio que visitar. Demasiado lejos para perder varias horas viendo “sólo” una línea en el suelo.

¿Dónde y qué comer en Londres?

La comida inglesa puede que no sea la mejor del mundo, pero en este viaje he comido como nunca. Si eres fan de la comida asiática, buenas hamburguesas, el sushi, la cerveza artesana y los puestos de comida de los mercados, en Londres disfrutarás cual marrano. Os dejo algunas recomendaciones para ir a lo seguro a la hora de comer en Londres:

  • Mercado de Candem (repleto de zonas para comer por poco dinero).
  • Mercado Borough, cubierto y lleno de puestos para comer, se puede ir el mismo día en el que se visita la Torre de Londres o el Shakespeare Glove.
  • Bang Bang (53 Warren Street en la zona Fitzroy), magnifico vietnamita-cantonés tanto para pedir comida para llevar como para cenar allí.
  • The Ivy: me quede con las ganas de probarlo, aunque no es relativamente caro (30-50 €) es uno de los restaurantes más famosos de Londres. En unos de los capítulos de Chef’s Table de netflix podéis ver un documental sobre él.
  • Byron Hamburgers: aunque es una franquicia, sus hamburguesas son deliciosas, al estilo de las Goyko Grill.
  • Jamie’s Italian: tanto si sois fan del cocinero Jamie Oliver como si os gusta la comida italiana, sus seis restaurantes en Londres son una buena oportunidad para tomar un plato de pasta, una cerveza y un buen postre.
  • BrewDog, locales de cerveza artesana y comida tipo hamburguesa. Hay que ir más que por la comida por sus cervezas.
  • Pret a manger: Londres está repleto de esta franquicia donde poder comprar comida más o menos saludable (sandwich, ensalada, fruta o una sopa caliente) a un precio asequible. Sin duda, la mejor elección para un tentempié rápido, ir al aseo o comprar algo para comer por el camino.
  • Fish & Chips: no se puede uno ir de Londres sin probar el famoso pescado rebozado con patatas fritas (no hay más), pero es mejor fiarse de la opinión de muchos y poner el listón muy alto (más de 4 estrellas en google). Nosotros lo probamos en el “North Sea Fish Restaurant” y realmente estaba muy bueno (aunque mejor estaba su Apple Struddel).

Propinas en Londres.

Durante el viaje nos surgió la duda sobre si era obligatorio o no era costumbre dejar propina en Londres. A diferencia de Nueva York, por lo que hemos leído y comprobado, las propinas no son la parte principal del salario de los camareros y, aunque, no es una obligación dejarlas, se recomienda dejar un 10% si la propina no está incluida en el ticket (pondrá una cantidad como “Service”). En todo caso siempre podéis preguntar si el servicio está incluido o no.

¿Dónde dormir en Londres?

Cerca de una estación de metro, es sería el mejor consejo. Nosotros nos alojamos en los apartamentos de Warren Street. Por esa zona también había un hotel y, aunque no es el centro, centro, la zona (FitzRoy) es muy tranquila y la oferta variada de restaurantes para cenar y bares para desayunar compensa tener que coger el metro por las mañanas.

¿Qué oír/ver en Londres?

Dos espectáculos a los que seguramente habría ido si lo hubiera previsto con más tiempo habrían sido algún ballet en el Royal Opera House (reservad con tiempo) y la obra de teatro “Harry Potter and the Cursed Child” en el Palace Theatre. También podéis echar un vistazo al programa del Royal Albert Hall y si estáis en temporada, ver un partido de fútbol de alguno de los equipos de la Premier League que hay en la ciudad: Arsenal, Chelsea o West Ham.

¿Cuándo es mejor visitar ciertas zonas en Londres?

Notting Hill es casi imprescindible visitarlo en sábado, es cuando abren la mayoría de tiendas de antigüedades. Recomiendo ir pronto, llegar a las 10 y empezar la visita por “Notting Hill Gate Station”, además justo al lado hay un pequeño mercado de agricultores muy interesante. En cuanto a los mercados de Candem, creo que es mejor ir entre semana, viernes quizás como muy tarde. El domingo estará seguramente demasiado abarrotado. Recordad también que los museos abren hasta tarde los viernes y que para visitar las casas del parlamento y el Royal Albert Hall es mejor consultar antes los días y horarios que está abierto al público, ya que la disponibilidad de ambos dependerá de si están en uso o no.

Barrio de Notting Hill en Londres
Barrio de Notting Hill en Londres

Y hasta aquí las recomendaciones y consejos que ya sabíamos antes de ir y otros que nos hubiera gustado leer y que nos parecía interesante compartir con vosotros. Sin duda es uno de los viajes que personalmente más he disfrutado, pero también de los que más hemos tenido que dejar a un lado la improvisación para intentar aprovechar al máximo el tiempo. Espero que os haya sido interesante este artículo, os sirva de ayuda alguna de las recomendaciones que os hemos dejado y, sobretodo, que disfrutéis del viaje a Londres.

Victor (y Susana)

Ofertas recomendadas:relojes gps de oferta y baratos

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre
Los datos de carácter personal (nombre, e-mail, ...) que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados de forma transparente y segura por el representante de esta web (Victor Manuel Cabrera Ros). La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es la de gestionar, mostrar y moderar los comentarios que acompañan a los artículos. La legitimación se realiza por consentimiento del usuario y los datos se alojarán en los servidores propios de Premarathon.com (ver política de privacidad) dentro de la UE. Así mismo, tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional de la  política de privacidad. Si además marcas la casilla de "Suscríbeme al newsletter mensual de PreMarathon.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Premarathon.com ) fuera de la UE, en EEUU, aunque el proveedor Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. En todos los mails de las newsletter mensual que recibas habrá un enlace para darte de baja.  Hasta que no se solicite su supresión por el interesado, se almacenarán los datos proporcionados. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en está página.