Los relojes gps más populares para correr maratones -2017-

0

Hace unos días analizamos cuáles eran los relojes-gps más utilizados en las pruebas de IronMan, descubriendo (o confirmando) como Garmin arrasa con sus múltiples modelos en este tipo de pruebas. El 93 % de los triatletas que participaron en el IronMan de Kona llevaba un Garmin en la carrera a pie y en el 40% de los casos, ese gps era un Forerunner 920xt. Dicho análisis fue posible gracias al trabajo de recopilación in-situ de la revista LavaMagazine y de los datos que subieron a Strava los propios participantes, extraídos y depurados por Shane Miller en su blog. Ese mismo trabajo lo viene haciendo con otros eventos ciclistas y maratones de todo el globo. Y por supuesto, me entró el “picorcito” no pudiendo dejar pasar por alto los datos recogidos por Shane de tres de las maratones más importantes del mundo: Londres, Chicago y Boston.

En este artículo analizaremos cuáles han sido los relojes-gps más usados (según Strava) en las maratones de Londres, Chicago y Boston de este 2017, comparando el resultado con los datos que he ido manejando de los gps más vendidos en España. Ya os adelanto que alguna divergencia “polar” sale a la luz.

Análisis de los gps más populares en maratones de 2017.

Los datos de partida para realizar este análisis están sacados de la información que se transfiere a Strava desde el portal de entrenamiento de la marca del reloj-gps. Tanto si usamos un Garmin, Polar, Suunto, Fitbit, TomTom o la aplicación de Nike+ en el apple watch, tras sincronizar con su propio portal tenemos la opción de importar automáticamente los datos a nuestra cuenta de Strava. Una vez importada, junto a los datos propios de la actividad, ruta, ritmos, …, se detalla el tipo de dispositivo con el que hemos realizado dicha actividad.

Según datos del propio Strava, en 2016 se subieron a dicho portal la escandalosa cifra de 304 millones de actividades, que a “bote pronto” son unos 2 millones de usuarios activos. La verdad es que Strava a dejado de ser un portal casi exclusivo de ciclistas (por sus famosos segmentos y KOM’s) para convertirse en una plataforma global. Al menos, casi todos los que conozco que corren más o menos en serio usan Strava, y me refiero con “en serio” a preparar carreras o llevar un plan de entrenamiento. Pero al final pasa bastante como con FB o whatsapp, como la mayoría nos hacemos una cuenta porque ahí está todo el mundo, y también porque, si entrenar con lluvia vale doble, no colgar el entreno en redes sociales es como si no lo hubiésemos hecho.

Sabiendo de dónde vienen los datos y que éstos se pueden obtener mediante la API de Strava si nuestro perfil es público, entremos ya en materia. Las tres maratones evaluadas están dentro de las 6 “majors” que componen el World Marathon Majors (WMM) junto a NY, Berlín y Tokio. Estas maratones son lo suficientemente internacionales para considerar los datos extraídos como globales:

  • Londres (UK-Europa): 23 abril de 2107, 39.512 finishers y una muestra de datos de Strava de 8027 participantes (20%).
  • Chicago (USA-Norte America): 9 de octubre de 2107, 42.274 finishers y una muestra de datos de Strava de 4977 participantes (11%).
  • Boston (USA-Norte America): 17 de abril de 2017,. 30.074 finishers y una muestra de datos de Strava de 3.596 participantes (12%).

Si nos centramos en las marcas más usadas, en el gráfico siguiente salta a la vista que Garmin lidera con claridad los gps usados, llegando a alcanzar un 85% en Boston. Garmin es seguido a mucha distancia de aquellos usuarios que utilizan una aplicación móvil para registrar sus carreras (10-15%), y que en realidad son el nicho de donde se nutren todas las empresas de relojes-gps. En tercer puesto nos encontramos a TomTom, con sus tres ediciones del TomTom Runner/Spark (difícilmente diferenciables), consigue un más que destacado 8% en Londres, aunque sólo un 2% en las dos maratones Estadounidenses, el mismo 2% en el que se mueve Suunto en las tres maratones.

¿Y dónde está Polar? Al menos esa es la pregunta que yo me he hecho mientras elaboraba este post y ver que no superaba el 1% en ninguna de las maratones evaluadas. Muy atrás, demasiado atrás, mucho si tenemos en cuenta que el Polar M400 es el reloj-gps que más se ha vendido en los últimos años en Amazon España, con casi el triple de comentarios que el gps que saldrá como el más usado en estas maratones.
Polar M400: el reloj-gps más vendido
Pero al final las estadísticas no mienten, suele ser la muestra que tomamos la que es incorrecta. Los datos tan bajos de Polar se podrían explicar por la suma de una serie de factores relativos a las maratones evaluadas:

  • Localización: aunque en España el Polar M400 ha sido un éxito de ventas, en el Reino Unido o Francia sus ventas han sido 3-4 veces menores si nos guiamos también por el número de comentarios de amazon.
  • Nivel económico: el Polar M400 ha logrado ser líder de ventas en España por un motivo principal, el precio. Estos meses ronda los 100 €, un precio ya de por sí bajo, pero lo hemos visto muchas veces por debajo de esa cifra en ofertas puntuales. Por contra, el nivel de vida de los países donde se celebran las tres carreras es bastante alto, así como el nivel adquisitivo de los participantes. Correr maratones en el extranjero no es barato, lo que les presupone un cierto nivel económico que les permite adquirir modelos de gama más alta. El razonamiento anterior se confirma también al no ver entre el top de los más usados modelos básicos de Garmin, de precio y funciones similares al M400.
  • Strava: la fuente de datos no es la plataforma propia de cada reloj sino un “tercero” al que tenemos que exportar las actividades. Polar fue de las últimas en integrar la sincronización automática de actividades con Strava (diciembre-2015), un año y medio más tarde que Garmin, Suunto o TomTom. Por este motivo es bastante posible que el porcentaje real de usuarios de Polar sea algo mayor que el mostrado en Strava.
  • Tipo de prueba: los tres maratones evaluados tienen una demanda de dorsales por encima de la oferta y algunos, como Boston, tienen tiempos de calificación exigentes que pueden facilitar ese dorsal. Todo ello hace que la mayoría de los que consiguen correr por fin uno de los “majors” ya llevan varios maratones en sus piernas. Poca gente, salvo foráneos, decide hacer su primer maratón en Londres, Berlín o NY. Debido a esas maratones de más en sus piernas, suelen haber pasado de aplicaciones móviles o relojes-gps básicos a modelos de gama media y alta a lo largo de su historial maratoniano, donde Garmin tiene mayor número de opciones.
  • Número de dispositivos: Hasta hace pocos días Polar sólo competía con el antiguo RC3 y los más modernos M400 y el V800. El nuevo M430, una versión del M400 con pulsómetro óptico, llegó al mercado en el segundo trimestre de 2017, mientras que el M200 es demasiado básico (6 horas de autonomía) para este tipo de pruebas. Con tres modelos (y medio) es difícil sobresalir cuando Garmin tiene más de 15 relojes gps distintos a la venta y Suunto del orden de 10 modelos.

Vistos los posibles motivos de la poca presencia de Polar en los datos evaluados, sólo nos queda entrar al detalle y saber cuales son los modelos concretos de gps que más se vieron en las maratones de Londres, Chicago y Boston:

El Garmin Forerunner 235 es el reloj-gps más usado en las tres maratones, alcanzando un valor del 17% de los usuarios que subieron su actividad a Strava tras finalizar la maratón de Chicago. Este dato nos confirma lo que ya sabíamos a ciencia cierta: las bandas de frecuencia cardíacas clásicas son un incordio, y mucho más para las mujeres. Los pulsómetros ópticos de muñeca, aún no siendo tan precisos (pero cada vez más), sí que son infinitamente más cómodos. La rápida acogida de esta tecnología por parte de los usuarios ha forzado a todas las empresas del sector a sacar modelos con sensores ópticos incorporados o a apostar directamente por esta tecnología en todos sus nuevos lanzamientos. Un dato más que refleja la importancia del pulsómetro óptico en los relojes-gps es que el Forerunner 735xt, también con pulsómetro óptico, lo veamos tan cerca de los primeros puestos. Otro dato interesante más es que el Forerunner 235 ha relegado a la quinta plaza a su versión sin pulsómetro óptico, el Forerunner 230, idéntico salvo en el sensor óptico y su mayor autonomía, aún siendo más económico el pack con banda de frecuencia cardíaca (210-230 €) que la versión con sensor óptico (219-260€).

Ampliando el gráfico anterior a los 6 primeros puestos, vemos como los seis modelos (todos de Garmin) coinciden en las tres maratones y varían muy poco en su posición relativa. En esta tabla también podemos apreciar como el Forerunner 235 se ha establecido como el reloj más popular aún estando mucho menos tiempo en el mercado que el Forerunner 220, uno de los superventas del 2014-2015, y renovado posteriormente en la versión 230.

En segundo y tercer lugar nos encontramos a dos relojes de gama alta pensados para el triatlón (Forerunner 920xt) y/o la montaña (Fenix 3). Como os he comentado al inicio del post, el FR920xt resultó ser el reloj-gps más usado del IronMan de Kona. Por este motivo no resulta raro verlo en las maratones de asfalto. Quizás no en una posición tan alta, pero al ser maratones algo “exclusivas”, y Strava un portal con mucho ciclista, no sería raro que muchos de los participantes también practicaran triatlón. En cuanto a que el Fenix 3 se haya convertido en un reloj asfaltero y no exclusivo de las montañas o el trail-running, se debe en gran parte a su diseño (y ahora también al precio) y quizás sea el primer reloj-gps que ha pasado directamente de la bolsa de deporte al día a día. No es raro verlo en la muñeca de muchos de los que nos cruzamos por la calle y aunque lo podamos atribuir al postureo típico, al final, los relojes (sean con gps o no) tienen mucho de postureo intrínseco. Todos queremos llevar un reloj que nos guste estéticamente, y si es el mismo para correr que para ir al trabajo, mejor que mejor.

los 5 relojes más usados en las maratones de Boston, Chicago y Londres.
Los 6 relojes más usados en las maratones de Boston, Chicago y Londres.

Como he mencionado antes, el Garmin Forerunner 735xt, gama media de triatlón, se ha colado en la sexta posición, por encima de la gama alta de los Forerunner (620 y 630), confirmando que la mayoría de usuarios, además de querer pulsómetro óptico, prefieren un reloj con mayor número de funciones multideportivas aún no siendo necesariamente triatletas. Una conclusión que coge más fuerza al ver los vivoactive y vivoactive HR en el Top-15 de modelos.

Conclusiones sobre los relojes-gps más usados en maratón.

Tenemos un ganador sin discusión posible, el Garmin Forerunner 235 se ha alzado con el primer puesto, además de por sus funciones de entrenamiento, alertas, autonomía o diseño, principalmente por la comodidad de llevar un sensor óptico de pulso en la muñeca y no 4 horas con banda en el pecho. Para los que no conozcáis el modelo, os dejo un video donde analizo sus características principales y cuáles son sus puntos fuertes y en cuáles flojea:

En cuanto a marcas, Garmin sigue con su rodillo “aplasta-competencia” en la gama media de relojes-gps. Y parece que seguirá así durante un tiempo, más aún tras no oír buenas noticias de la parte deportiva de Tomtom. Durante el 2018, es posible que Suunto consiga colocar algún otro modelo de la gama Spartan entre los más usados y veremos si el nuevo tope-gama de Polar sigue la línea de las buenas sensaciones que están dejando los sensores ópticos de la marca.

Para terminar, creo que es importante remarcar que no todo el mundo corre maratones, de hecho, no es obligatorio y no nos van a quitar el carnet de “runner” por no recorrer nunca la mítica distancia. Incluso también es posible correr sin reloj-gps, pero casi tan difícil como correr una maratón y no contárselo a nadie. Fuera de bromas, lo que os quería recalcar es que los datos aquí analizados se pueden extender al resto de corredores, pero con ciertos límites. Y como os he contado antes, el Polar M400 sigue siendo el reloj-gps más vendido en España en los últimos años, y justo esos precios, entre los 100-150 €, es el margen más competido por la industria de relojes-gps. De ahí los movimientos extraños como el lanzamiento del Forerunner 30, una versión “capada” del Forerunner 35 (aquí os cuento más), y que no sea una locura la entrada fulminante de algún nuevo modelo de gps asiático en el top de los más usados de 2018.

Espero que este artículo os haya resultado interesante y, como siempre, tenéis el apartado de comentarios para cualquier pregunta o sugerencia. Recordad que tanto en Twitter @PreMarathon como en el canal de youtube podréis estar al tanto de todas las noticias, pruebas y ofertas destacadas relacionadas con el deporte y la tecnología, y que podéis apoyar esta sección comprando a través de los links de las diferentes tiendas online que acompañan a los artículos o cualquier otro producto a través de este enlace de amazon. Gracias por leerme y hasta el siguiente artículo.

Victor – @PreMarathon

Índice de artículos de tecnología deportiva.
Fuentes consultadas: 
Blog gplama:
- Strava Insights Chicago Marathon
- Strava Insights Boston and London Marathons

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here