Pulsómetro con gps Polar M430: análisis, prueba y opinión.

0
Review Polar M430 reloj gps con pulsómetro de muñeca para running

En este artículo recupero para la web la review Polar M430, un reloj gps lanzado en 2017 con un excelente pulsómetro óptico de muñeca y uno de los modelos que más interés ha suscitado en los diferentes vídeos que he ido publicando en el canal de youtube. Aunque quedan ya pocas semanas para ver una nueva versión de este dispositivo, está previsto que el nuevo Polar Vantage M sea presentado el fin de semana del 16 de septiembre durante la Maratón de Berlín, el Polar M430 es (y seguirá siendo) una de las pocas alternativas serias y económicas [150-170 €] a los relojes-gps de la omnipresente Garmin .

A continuación tenéis un resumen de sus características técnicas y diseño, detallando cuáles son las funciones principales, tanto de entrenamiento como de smartwatch y monitor de actividad diaria, así como las pruebas y el comportamiento de los diferentes sensores (pulso y gps) que realicé en su día. Al final del artículo tenéis las ofertas del resto de colores disponibles del Polar M430.

Polar M430: diseño y características técnicas.

El Polar M430 nace como una versión mejorada de uno de los gps más populares de la marca finlandesa: el Polar M400, un reloj gps que en su día (sep-2014) supuso un bombazo en ventas gracias a su diseño novedoso y a un precio que pronto se acercó a sus actuales 115 € (incluyendo la banda de pulso H10). Polar reutilizó el exterior del M400 para su nuevo M430 añadiendo como novedades principales: alertas por vibraciónsensor óptico de frecuencia cardíaca de muñeca, que ya había probado en su intento de smartwatch M600, y además cambió el problemático sistema de carga tipo micro-usb por uno mucho más seguro y estanco de cuatro pines metálicos.

Novedades Polar M430: vibración, sistema de carga y pulsómetro óptico de muñeca.

La correa del Polar M430 también se cambió por una un poco más ancha y elástica, facilitando así un mejor ajuste del reloj en la muñeca que garantice un correcto funcionamiento del sensor óptico de frecuencia cardíaca. La autonomía del Polar M430 en modo gps con el pulsómetro óptico activado se mantiene en las 8 horas, y esta vez sí que son reales [prueba sin sensor]. Para ello se ha aumentado la batería pasando de los 190 mAh a los 240 mAh sin que ello suponga un aumento considerable del espesor (de 12mm a 14 mm) ni del peso (51 g, 5 menos que el M400).

En cuanto al manejo del M430, no encontraremos casi ninguna diferencia con el resto de  modelos de Polar (V800 y A300). La pantalla principal informa de la hora, fecha y el porcentaje de actividad diaria que llevamos cubierto. Tenemos cinco esferas o watch-faces distintas dónde elegir. A los distintos menús se accede con los botones de “UP” y “Down” situados en el lateral derecho y con el botón central de ese mismo lado se inician los distintos perfiles deportivos que podemos incluir en el reloj.

Siguiendo con los perfiles deportivos, la posibilidad de añadir hasta 20 distintos, ya sean de exterior (con gps activado) o de interior (gps desactivado), con hasta 8 pantallas distintas configurables desde la web o app móvil Polar Flow, es a día de hoy una de las grandes ventajas de Polar con respecto a Garmin. Al tener los ajustes de cada perfil en la app, no los perdemos cada vez que reseteamos el reloj.  Para cada perfil deportivo, además de las distintas pantallas, nos permite configurar los avisos por vuelta (ahora con vibración), las zonas de frecuencia cardíaca y activar/desactivar pantallas específicas como la del gráfico de tiempo en cada zona de FC o el “Back To Start”.

Configuración de perfiles deportivos y pantallas en el polar M430 mediante la app móvil Polar Flow

Volviendo al manejo, el botón superior izquierdo se utiliza tanto para iluminar la pantalla como para acceder a un menú rápido durante una actividad ya iniciada. Este menú rápido nos permite cambiar el modo de grabación del gps, iniciar un temporizador de intervalos o activar la función vuelta al inicio. Con el botón inferior izquierdo podremos ir hacia atrás al navegar por los menús y pausar/parar las actividades deportivas. En modo reloj, si mantenemos pulsado el botón “atrás”, iniciaremos la sincronización inalámbrica con la app móvil Polar Flow para transferir las últimas actividades que hayamos hecho y los últimos registros de actividad diaria (pasos, sueño, calorías, pulso 24 h, …).

La pantalla, aun siendo en blanco y negro, con una resolución media/baja (128×128 px) y no muy grande (23×24 mm), está muy bien aprovechada en cuanto a espacios inútiles y su comportamiento ante diferentes situaciones de iluminación es bueno. Permite hasta cuatro campos por pantalla o pantallas más detalladas con las zonas de velocidad o frecuencia cardíaca o la de los tiempos en cada zona. Desde los ajustes del reloj también se puede establecer si queremos el fondo negro (imágenes de la derecha) o blanco (imagen de la izquierda) en los perfiles deportivos.

pantalla monocromática Polar M430

Visto por encima el diseño y la pantalla, a continuación os voy comentando el resto de especificaciones técnicas del Polar M430:

  • Resistencia al agua 30 m (se puede nadar con él): aunque el Polar M430 permite configurar varios perfiles de natación, este modelo no registra largos de piscina ni la distancia al nadar en el mar. Lo que si que permitirá registrar, y no muy mal, será el pulso en actividades de natación.
Ejemplo registro de pulso en una actividad de natación con el Polar M430
Ejemplo registro de pulso en una actividad de natación con el Polar M430.
  • Autonomía: 8 horas en modo gps con precisión máxima y el pulsómetro óptico activado. Se puede ampliar la autonomía reduciendo la precisión del gps (grabación cada 30 o 60 segundos). Tiene más de 2 semanas de autonomía en modo reloj aunque el tiempo exacto se verá reducido si activamos las notificaciones móviles.
  • Alertas por vibración (algo flojas). No dispone de alertas sonoras.
  • Sensores internos: GPS para registrar nuestro recorrido y determinar la distancia/ritmo al que vamos, sensor óptico de frecuencia cardíaca a través de la muñeca para el registro de pulso en actividades deportivas y registro continuo las 24 horas(*), brújula (navegación) y acelerómetro (datos de cadencia, carreras en interior y monitor de actividad diaria). No dispone de altímetro barométrico, por lo que los datos de altitud y desniveles acumulados que muestra el reloj se calcularán por medio de la señal GPS (no tan precisos como los de un barómetro).
Registro de pulso y pasos con el Polar M430
Registro de pulso y pasos con el Polar M430.

(*) El registro de pulso 24 horas se añadió en una actualización de agosto-17 y no es realmente continua. La medición se realiza cada pocos minutos al estar parados y aumenta la frecuencia de registro al detectar movimiento. Durante las actividades deportivas, el registro de pulso se realiza cada segundo.

  • Sensores externos: sólo es compatible con podómetros para running y bandas de frecuencia cardíaca tipo bluetooth. No es compatible con sensores de velocidad y cadencia para ciclismo (aunque sean bluetooth). No es compatible con ningún tipo de sensor tipo ANT+.
  • Monitorización de actividad diaria: gracias al acelerómetro interno podremos llevar un registro de pasos diarios, tiempo activo, calorías y horas de sueño y calidad del mismo. Dispone de alertas de inactividad (por vibración) pero no cuenta pisos subidos. Los datos anteriores se pueden visualizar tanto desde el propio reloj como desde la app móvil o web de Polar Flow. Desde el reloj tendremos siempre información sobre el objetivo diario de pasos en la pantalla y podremos entrar en detalle a través del menú “Mi día”.

Registro de actividad diaria del Polar M430, uso como pulsera de actividad.

En cuanto al sueño registrado, Polar ha mejorado mucho esta función gracias a la actualización posterior “Sleep Plus”. Ahora, además de las horas de sueño, tendremos un registro detallado del porcentaje de sueño real o profundo y lo fragmentado que éste ha sido.

Ejemplo de registro del sueño con el Polar M430.
Ejemplo de registro del sueño con el Polar M430.
  • Sincronización y conectividad: vía bluetooth podremos sincronizar las actividades o entrenamientos con la app móvil de Polar Flow además de recibir notificaciones móviles. También se puede sincronizar vía PC a la web Polar Flow mediante el cable usb de carga y el programa de FlowSync. No dispone de conectividad wi-fi. En algunas ocasiones la sincronización manual con la app móvil falla cuando ésta se encuentra ejecutándose en segundo plano, la solución más sencilla es abrir la app primero y luego sincronizar el reloj manteniendo pulsado el botón back.
  • Modo reloj y notificaciones móviles: junto a la hora, el Polar M430 añade un cronómetro y la programación de una alarma (diaria o de lunes a viernes) a las funciones de reloj. También podremos consultar el pulso en cada momento sin necesidad de activar un modo deportivo desde el menú “Mi FC”. Si vinculamos el Polar M430 con un teléfono compatible recibiremos notificaciones directamente a la pantalla del reloj, tanto avisos de calendario, como mensajería instantánea o avisos de redes sociales, pero en el momento de probarlo no había ningún menú de gestión de notificaciones. Cuando llegaba una notificación al reloj, ésta aparecía en la pantalla 10-20 segundos y se podía consultar también las notificaciones anteriores, pero no había forma de encontrarlas una vez se iban de la pantalla [no tengo claro que haya mejorado en actualizaciones posteriores]. La interacción con las notificaciones está limitada a los avisos de llamadas entrantes, donde si que nos permite descolgar, colgar o re-llamar una llamada perdida.

Notificaciones móviles Polar M430

Polar M430: funciones deportivas y precisión.

Aunque el Polar M430 dispone de monitor de actividad y notificaciones móviles, es su uso como pulsómetro deportivo lo que debemos buscar en este reloj. Aunque Polar tardó más que otras marcas en integrar la medición de pulso directamente desde la muñeca en sus dispositivos, ha conseguido una precisión por encima del resto con un diseño muy característico de seis leds verdes rodeando el sensor óptico. El Polar M430 utiliza el mismo sensor óptico del Polar M600 y del pulsómetro de antebrazo OH1 [lee la review aquí] y obtenemos resultados idénticos, muy cercanos a la fiabilidad y precisión de las bandas de pulso clásicas.

En la imagen siguiente podéis ver como las gráficas de pulso del M430 y las de una banda de pulso clásica (línea naranja) durante una sesión de entrenamiento con dos picos de intensidad son prácticamente idénticas.

Registro de pulso con Polar M430 pruebas de precisión en entrenamiento de carrera

Así mismo, a altas pulsaciones, el comportamiento es más estable que el de sensores ópticos de otras marcas como el utilizado en el Garmin Forerunner 735xt.

entrenamiento a altas pulsaciones Polar M430

Aún siendo el más preciso del mercado, tuve problemas serios de micro-cortes (ejemplo) en los dos modelos que probé. Unos cortes que no leí a otros usuarios o webs de pruebas y que me llevó a testear otra unidad distinta a la que me cedió Polar (el modelo naranja de las fotos finales de este post), pero obteniendo los mismos resultados. Un caso extraño ya que nadie más se quejaba de ese problema hasta que “milagrosamente” esos micro-cortes se solucionaron gracias a una actualización de finales de agosto (ejemplo tras actualización) donde se corregían específicamente los errores de medición en pieles oscuras (mi caso).

Pero el Polar M430 no es sólo un pulsómetro deportivo. Tener GPS permite registrar las rutas por donde corremos o pedaleamos y saber en cada momento el ritmo/velocidad y la distancia que llevamos recorrida. El comportamiento del gps del Polar M430 es bueno, con resultados similares en cuanto a la precisión y con los errores puntuales típicos de otros relojes gps. Como ejemplo, en los enlaces siguientes (Garmin/Polar) tenéis una salida conjunta con el Garmin FR935, mucho más caro, donde la distancia final no difiere en más de 200 metros en 45 km de ciclismo. Así mismo, se ha mejorado el tiempo de adquisición de la señal GPS con respecto al Polar M200, con quien comparte chip GPS, aumentando para ello el tiempo durante el cual se almacenan las posiciones teóricas de los satélites.

Ejemplo de error típico por influencia de edificios altos en varios relojes gps.
Ejemplo de error típico por influencia de edificios altos en varios relojes gps.

En cuanto a la configuración, ya os he enseñado unos pantallazos de la app móvil donde se pueden personalizar todos los ajustes y pantallas de datos de cada perfil deportivo de los 20 que podemos llevar en el reloj. Desde el propio reloj también podremos configurar el modo de grabación del GPS (1 s, 30 s o 60 s), el tipo de auto-lap y la pausa automática.

Las función deportiva del M430 más destacada, además de los avisos de autolap que podemos configurar para que nos marque el tiempo invertido en cada kilómetro, es el bloqueo de zona o “ZonePointer”, de las más útiles para entrenamientos por rangos de pulso. Con esta función podremos fijar y desfijar una determinada zona de frecuencia cardíaca (o de velocidad) cuando estemos trabajando en ella simplemente manteniendo pulsando el botón rojo “Enter”. Una vez fijada, la pantalla de zonas de pulso pasará a un gráfico ampliado de esa zona concreta y el reloj irá avisando mediante alertas de vibración si nos salimos de dicho rango de pulso. La encuentro muy útil al ser independiente del tipo de entrenamiento que hagamos y poder ser activada/desactivada tantas veces como queramos durante un entrenamiento.

Función ZonePointer de bloqueo de zona en el Polar M430.
Función ZonePointer de bloqueo de zona en el Polar M430.

Otra función interesante es la calculadora de tiempo final. Al fijar una distancia objetivo se añade una nueva pantalla donde se va actualizando el tiempo final en el que alcanzaremos la distancia marcada en función del ritmo que llevemos en cada momento. Esta función se programa desde el menú de cronómetros o directamente desde el menú rápido manteniendo el botón de iluminación pulsado.

Calculadora de tiempo final del Polar M430.

Otra función que se encuentra dentro del menú de cronómetros es el temporizador de intervalos. Este cronómetro doble nos permite programar dos intervalos de tiempo o distancia distintos (ejercicio/pausa) que se irán repitiendo constantemente y con los que podremos realizar entrenamientos de intervalos en cualquier perfil deportivo. Los intervalos se verán en una pantalla con un gráfico circular y el reloj nos irá avisando mediante vibraciones cortas cuando se acerque el final de cada uno de ellos. A diferencia de los modelos de Garmin, este programador de intervalos no marca laps de forma automática. Si queremos ver los parciales de cada intervalo tendremos que ir pulsando nosotros el botón de lap. El temporizador de intervalos tampoco tiene opción de añadir un calentamiento o enfriamiento previo pero si que permite iniciarlo/finalizarlo a mitad de cualquier actividad deportiva (desde el mismo menú rápido al que se accede con el botón de iluminación).

Temporizador de intervalos Polar M430
Temporizador de intervalos.

Si queremos programar intervalos con una fase de enfriamiento y otra de calentamiento, o establecer las zonas de pulso de cada intervalo, tendremos que hacerlo desde la app móvil. Si queremos entrenamientos más complejos con varias fases o intervalos múltiples en bucle tendremos que hacerlo ya desde la web de Flow Polar. En ambos casos, los entrenamientos programados se pueden asignar a un día concreto, se accede a ellos desde el menú de calendario, o como favoritos, se almacenarán en el menú de favoritos, y los volvemos a utilizar cada vez que queramos.

Creación de entrenamientos con distintas fases desde la web Flow Polar.
Creación de entrenamientos con distintas fases desde la web Flow Polar.

Las funciones de navegación del Polar M430 son bastante limitadas. No hay forma de importar rutas al reloj para seguir un track y tampoco hay mapa base. Las dos únicas funciones relacionadas con la orientación en exterior son la consulta de la ubicación y la brújula que se activa al iniciar el “Back to Start” o vuelta al punto de inicio de una actividad de exterior.

Función Back to start del Polar M430

En el vídeo siguiente tenéis explicadas con detalle cómo acceder y manejar cuatro de las funciones que hemos ido comentado a lo largo de todo el post: el registro de pulso las 24h, los distintos modos de grabación del gps, el bloqueo de zona o “zonepointer” y el cronómetro de intervalos.

Junto a las funciones de entrenamiento, el Polar M430 dispone de varias funciones o parámetros para el control de nuestro estado de forma:

  • Fitness Test: una prueba de 5 minutos en reposo que mide nuestra capacidad aeróbica global.
  • Trainning Benefit: nos da información tras cada entrenamiento de como afecta el mismo a nuestro estado de forma (recuperación, mejora aeróbica y anaeróbica).
  • Trainning Load: nos dice la carga que supone cada entrenamiento y permite compararla entre actividades de diferentes deportes. Polar asigna un tiempo de recuperación recomendado para cada carga de entrenamiento distinta (suave, razonable, exigente, muy exigente y extrema).
  • Trainning y Recovery Status: se calcula a partir de la carga de entrenamiento y la actividad diaria. Indica el estado de recuperación a lo largo del tiempo con el objetivo de evitar tanto periodos de sobrecarga como de poco entrenamiento.
  • Running Index: un valor similar al V02max que evalúa nuestro rendimiento en las actividades de carrera. A partir de dicho valor podremos tener una estimación de tiempos para determinadas distancias (5 km, 10 km, 21 km y 42 km) de carrera a pie.

En cuanto al portal de entrenamiento Flow Polar, éste ha mejorado mucho desde su lanzamiento incluyendo entre otras funcionalidades: un calendario avanzado con todas las actividades realizadas y la posibilidad de programar un plan de entrenamiento para una determinada carrera que se irá ajustando en dureza y tiempo objetivo en función de los resultados de cada uno de los entrenamiento. Así mismo, desde los ajustes de nuestro perfil en Flow Polar se puede activar la sincronización automática de las actividades que realicemos con el Polar M430 a portales como Strava, Training Peaks, Nike Plus o Endomondo.

Calendario de actividades de Flow Polar
Calendario de actividades de Flow Polar

Polar M430: tallas, precio y ofertas.

El precio oficial del Polar M430 se ha visto reducido desde su lanzamiento en abril de 2017 de unos 229 € iniciales a los 199 € actuales, aunque la realidad es que a los pocos meses ya vimos descuentos bastantes interesantes que lo acercaban a los 150 €-170 € en los que se mueve actualmente en casi todas tiendas on-line (amazon, mediamarkt, El Corte Inglés, …). En cuanto a los colores disponibles, al igual que sucedió con el M400, Polar ha puesto a la venta bastantes opciones en su talla M/L (130-210 mm): negro, gris, blanco, naranja, azul marino y verde.

A los modelos de la tabla anterior hay que añadir una versión más en color blanco de talla “S”, que se diferencia únicamente en tener la correa algo más corta, pensado para muñecas más pequeñas de entre 130-187 mm.

En cuanto a los accesorios disponibles para el Polar M430, se pueden encontrar fácilmente protectores de pantalla de vidrio templado, cables usb de carga (original y versiones asiáticas) y unas correas de repuesto de diferentes colores que nos ahorrarán tener que pasar por el servicio técnico si se nos rompe la nuestra o simplemente queremos tunear el Polar M430 mezclando diferentes colores de caja y correa.

Polar M430: ventajas, desventajas y opiniones finales.

A continuación tenéis un resumen de las ventajas e inconvenientes que he ido encontrado durante las pruebas realizadas al Polar M430 y ya os he adelantado en las líneas anteriores:

PROS:

  • Precio bastante ajustado para las funciones que ofrece y por debajo de su rival más similar, el Forerunner 235 [207-216 €]. En este vídeo tenéis una comparativa detallada entre ambos modelos.
  • Precisión del pulsómetro óptico por encima de la media.
  • Tanto la web Polar Flow como la app han adoptado mejoras importantes de usabilidad y parámetros de forma física.
  • Funciones de bloqueo de zonas de FC.

CONTRAS:

  • Pantalla en blanco y negro.
  • Vibración algo débil.
  • Gestión de notificaciones móviles pobre.
  • Autonomía en modo gps por debajo de modelos más sencillos como el Forerunner 35.
  • No transmite el pulso a aplicaciones móviles u otros dispositivos vía bluetooth (sólo a algunas máquinas de gimnasio).
  • En algunas ocasiones la sincronización con la app móvil puede costar más de un intento o dos.
  • La iluminación no se activa mediante el movimiento de la muñeca.

En resumen, aunque no es el reloj gps perfecto, si que tiene dos o tres puntos muy a su favor para decantar la balanza hacia este Polar. Su precio en primer lugar, pero quizás más que su precio, su pulsómetro óptico, con un comportamiento que lo sitúa como una de las mejores opciones para entrenamientos indoor de alta intensidad con la comodidad de no seguir llevando un pulsómetro clásico de banda pectoral. Como reloj gps para correr, no deja de ser un Polar M400 mejorado. Lástima que la vibración no sea algo más potente, aunque por lo menos la autonomía se ajusta a las 8 horas reales y se ha eliminado el problemático sistema de carga. Por todo ello, si vuestro M400 está a punto de morir, el M430 será un buen y barato sustituto. Al menos, hasta que llegue el nuevo Polar Vantage M, del que podemos esperar con seguridad una mayor autonomía, pantalla a color (quizás táctil) y también debería traer otras novedades obligatorias como el perfil completo de natación en piscina y la posibilidad de importar rutas. Eso sí, novedades que vendrán acompañadas de un precio mayor del que actualmente tiene el M430. Dejando las especulaciones a un lado, aún tendremos que esperar unas cuantas semanas para que os cuente con detalle si merece la pena cambiar al nuevo modelo o seguir apostando por este M430.

Espero que os haya resultado interesante el análisis del Polar M430 y tenéis el apartado de comentarios para resolver cualquier duda. Recordad que os podéis suscribir al canal de youtube y seguirme por Twitter (@PreMarathon) para estar al tanto de todas las noticias, pruebas y ofertas destacadas relacionadas con el deporte y la tecnología. Podéis apoyar la web comprando a través de los links de las diferentes tiendas on-line que acompañan a los artículos o cualquier otro producto a través de este enlace de amazon. Gracias por leerme y hasta el siguiente artículo.

Victor – @PreMarathon

Índice de artículos tecnología deportiva

Ofertas recomendadas:relojes gps de oferta y baratos black friday 2018

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre
Los datos de carácter personal (nombre, e-mail, ...) que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados de forma transparente y segura por el representante de esta web (Victor Manuel Cabrera Ros). La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es la de gestionar, mostrar y moderar los comentarios que acompañan a los artículos. La legitimación se realiza por consentimiento del usuario y los datos se alojarán en los servidores propios de Premarathon.com (ver política de privacidad) dentro de la UE. Así mismo, tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional de la  política de privacidad. Si además marcas la casilla de "Suscríbeme al newsletter mensual de PreMarathon.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Premarathon.com ) fuera de la UE, en EEUU, aunque el proveedor Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. En todos los mails de las newsletter mensual que recibas habrá un enlace para darte de baja.  Hasta que no se solicite su supresión por el interesado, se almacenarán los datos proporcionados. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en está página.