Nuevo Pulsómetro Polar OH1+: Dual (ANT+/BT) y clip para natación.

19
Pulsometro de antebrazo OH1+ (plus) con conectividad dual ant+ y bluetooth

Polar acaba de lanzar una versión «mejorada» de su pulsómetro óptico de antebrazo, el nuevo Polar OH1+ (plus), idéntico al anterior OH1, manteniendo el precio (PVP 79 €) pero con una novedad mayúscula: la conectividad DUAL Bluetooth/ant+. Y, aunque parezca poco importante, ya hay varios pulsómetros de brazo en el mercado con conectividad dual (Scosche Rhythm+ y Wahoo Tickr Fit), creedme si os digo que es un día muy especial (y raro) para Polar. Especial porque este Polar OH1+ es el primer dispositivo de la marca finlandesa compatible con el protocolo de comunicaciones inalámbrico ant+, el usado por los sensores y relojes de Garmin, su gran competidor y en parte propietario de dicho protocolo.

Y también es un día (o lanzamiento) raro porque la salida de una nueva versión no va a dejar descontentos a los usuarios de la antigua. Polar ha anunciado que tanto el anterior brazalete OH1, como la banda de pulso H10, recibirán en breve una actualización vía firmware que les permitirá conectarse también mediante el protocolo ANT+, haciendo que ambos pulsómetros tengan la misma conectividad DUAL que el OH1+. En resumen, todos contentos, tanto los que en su día compraron(*) el preciso OH1 como los que compren el nuevo a partir de ahora.

(*) O los que compren ahora el antiguo (20 € más barato que el nuevo), al menos mientras aún haya unidades disponibles ya que la idea de Polar es dejar sólo a la venta la nueva versión OH1+.

La «guerra» de protocolos en los sensores deportivos: ANT+ (Garmin) versus Bluetooth (Polar).

Antes de ver las características de este nuevo Polar OH1, os quería poner un poco en antecedentes sobre esta guerra de incompatibilidades entre dos de las empresas más importantes de la industria «pulsométrica». Hasta hace muy poco, los relojes y ciclocomputadores de Polar sólo admitían sensores Bluetooth (o de una frecuencia propia de 5Kz) y los de Garmin se conectaban sólo con sensores de tipo ANT+. Así mismo, los sensores de pulso, velocidad, cadencia … que sacaban al mercado estas marcas sólo transmitían en el protocolo que los propios relojes o ciclocomputadores admitían. Por ello, si teníamos un pulsómetro o sensor de ciclismo de Polar (p. ej. el H10) no nos valía para un reloj de Garmin (FR235) y si teníamos uno de Garmin (p. ej. el HRM-RUN) no lo podíamos usar para Polar (M430).

Algo así como una guerra fría (de sensores deportivos) entre dos superpotencias que al final perjudicaba más los usuarios que a las propias marcas. Más aún cuando ninguno de los dos protocolos es perfecto. Aunque Garmin domine el sector de los gps deportivos para correr y ciclismo, el bluetooth es el estándar más usado a la hora de conectar accesorios a cualquier app en un móvil, tableta o PC, mientras que muy pocos dispositivos de este tipo son compatibles con los sensores ANT+. Por contra, los sensores tipo ANT+ tienen como ventaja la posibilidad de conectarse a múltiples dispositivos al mismo tiempo, mientras que un sensor externo sólo se puede conectar vía bluetooth a un único dispositivo receptor (a lo sumo dos, en algunos más avanzados como el Polar H10 o el pulsómetro dual de Garmin).

En resumen, mientras Garmin seguía [ya no] fiel a su ant+ y Polar a la conectividad Bluetooth, terceros fabricantes como Wahoo han optado siempre por la vía diplomática y lanzaban al mercado sensores y dispositivos DUALES, compatibles con ambos protocolos, permitiendo así tanto conectar (dispositivo GPS) como emitir (sensor) vía bluetooth y/o ant+, y además, de forma simultánea. Esto nos permite usar los sensores Duales independientemente de si tenemos un reloj gps de Polar o de Garmin, así como sacar partido a lo mejor de cada tecnología, conectando el mismo sensor a varios receptores a la vez, por ejemplo, a dos gps distintos (reloj+ciclocomputador) vía ant+ y, al mismo tiempo, a una tablet (vía bluetooth) donde estemos usando una plataforma de entrenamiento virtual tipo zwift o similar.

conectividad bluetooth en sensores Polar y ant+ en sensores de Garmin

El primer signo de apertura de los dos grandes llegó por parte de Garmin. A partir del lanzamiento del vivoactive 3 (Septiembre-2017), tanto ese modelo como los que han venido después (Fenix 5, Forerunner 935, Forerunner 635, …) permiten conectar sensores externos (pulsómetros, sensores de cadencia, …) vía Bluetooth y no sólo vía ANT+. Así mismo, y continuando con su proceso de apertura, a primeros de este año lanzó su primer sensor DUAL, el pulsómetro de banda HRM-DUAL (similar a la banda de Wahoo), que puede ya conectarse vía ant+ (a múltiples dispositivos) y, al mismo tiempo, vía bluetooth (a dos como máximo) a un móvil, tablet u otro dispositivo de Polar o Suunto (no en los antiguos, porque Suunto hizo un cambio de chaqueta tras el Ambit2 pasando del ANT+ al bando del Bluetooth).

Pero claro, la apertura de Garmin es más sencilla, adoptar un estándar de comunicación mundial, no es lo mismo que adoptar el de tu rival. Os vuelvo a recordar que el protocolo ant+ es gestionado/propiedad de Garmin, haciendo que Polar tenga que «pasar por caja» para utilizarlo. Por ello, el primer paso de apertura en esta guerra por parte de Polar, dotar de conectividad ant+ a este nuevo OH1+ (y en breve al H10 y al antiguo OH1), ha sido bastante inteligente: empezar añadiendo la conectividad ANT+ a aquellos dispositivos en los que ese «plus» suponga un aumento en las ventas. Es decir, si ya casi todos los sensores externos de terceros son duales, tampoco es urgente habilitar la conectividad dual en los Vantage M/V (su chip de comunicación permite una actualización futura para soportar ant+). Por contra, que los sensores externos de Polar no tengan conectividad ANT+ elimina de primeras a todos los usuarios de relojes y ciclocomputadores de Garmin, que son la inmensa mayoría. Además, el brazalete Polar OH1 es un caso excepcional, ya que Garmin no tiene un modelo exacto ni de ese precio que sea competencia directa y su precisión está por encima de la que nos ofrece un sensor óptico de pulso de la marca americana midiendo en la muñeca.

Y con este paso aperturista por parte de Polar, forzado seguramente por el que dio en su día Garmin o por el simple hecho de poder vender sus sensores a los usuarios de la competencia, acaba una guerra de protocolos en los sensores deportivos que sólo perjudicaba a los usuarios. Acaba la guerra y también la chapa que os he dado sobre de dónde venimos y a dónde vamos dentro del mundillo de los sensores deportivos, para por fin centrarnos en lo que realmente trata este artículo, el lanzamiento del Polar OH1+, los nuevos accesorios para natación y las casi nulas diferencias con el antiguo OH1.

Polar OH1+ (plus): novedades y especificaciones.

Volviendo con el Polar OH1 plus, lo principal que debemos tener en cuenta es que más que un nuevo producto, lo que tenemos en la calle es el anterior modelo pero ya con la actualización de compatibilidad ANT+ que recibirá el antiguo en unos meses. No cambia ni el diseño exterior, una pastilla redonda que anclamos a un brazalete elástico, ni tampoco el tipo de sensor óptico de pulso, un sensor óptico central con 6 leds verdes a su alrededor que tan buen resultado les ha dado (en mis pruebas, un punto más preciso que el de los nuevos Vantage).

A nivel exterior, sólo diferenciaremos este nuevo OH1+ del anterior al ver el logo de ANT+ junto al de Bluetooth en la cara interna del sensor.

diferencias entre los pulsómetros polar oh1+ y polar oh1 antiguo

Es decir, podrían haberlo anunciado sin necesidad de lanzar un nuevo producto, pero se perdería el impacto publicitario y, siendo sinceros, tampoco es la única novedad. Si con la conectividad ant+ resuelven una de las desventajas del OH1 inicial, los nuevos clips de sujeción para natación que vienen junto al sensor OH1+ resuelven otro de los problemas que encontrábamos al nadar con este pulsómetro.

contenido y accesorios del pulsómetro Polar Oh1+

En la primera versión (y en esta segunda), el brazalete elástico no es lo suficientemente rígido ni ancho para impedir que el sensor se mueva o voltee si dábamos un giro muy brusco al final de cada largo de piscina, haciendo que en alguno de eso virajes el sensor se moviera y la medición no fuera correcta. Polar ha oído a los usuarios y ha solucionado el problema de forma bastante ingeniosa, añadiendo dos clips para natación (de tamaños distintos) para acoplar el sensor a las gafas de natación y realizar la medida de pulso directamente en la sien tal y como se ve en la imagen siguiente.

clip de sujeción para gafas de natación para el pulsómetro Polar oh1+ para medición en la sien

Con esta «novedosa» forma de llevar un pulsómetro evitamos que se mueva durante los giros tras cada largo, pero seguimos sin poder usar el pulsómetro OH1 para transmitir el pulso a un reloj, ya que ninguna de la conectividades (bluetooth o ant+) es capaz de transmitir bajo el agua. Por ello, en las actividades de natación, el registro del pulso se debe de hacer en la memoria del sensor para luego sincronizarlo y visualizarlo en la app/web de Polar Flow.

Aunque el sensor OH1+ no permite transmitir el pulso sin cortes con el reloj, casi siempre debajo del agua cuando nadamos, al llevarlo en la correa de las gafas en el lado por el que respiramos, el sensor no estará sumergido todo el tiempo, de forma que puede ir enviando datos puntuales cada vez que respiramos al reloj (el brazo está en aire) o a un receptor externo que se encuentre dentro del alcance del sensor (7 m). Polar aprovecha esta última circunstancia para ampliar sus servicios profesionales al mundo de la natación con este nuevo OH1+, con  los que un entrenador podría ir controlando el esfuerzo de su grupo de nadadores a tiempo real mediante la aplicación  «Team App» en una tablet. En el siguiente vídeo podéis ver tanto como se acopla el sensor a las gafas de natación, el manejo del propio sensor y cómo el entrenador va recibiendo los datos puntuales de pulso del sensor de cada nadador cuando estos se acercan a su posición. Realmente parece una muy buena (y barata) solución para controlar el pulso (y esfuerzo) de cada pupilo en vivo durante las sesiones de entrenamiento de nadadores «pro» o semi-profesionales.

Una vez vistas las dos únicas novedades del nuevo Polar OH1+, la conectividad ant+ y la novedosa medición del pulso en la sien para natación, os dejo a modo recordatorio las especificaciones técnicas comunes a ambas versiones:

  • Dimensiones: el sensor tiene un anchura de 29,5 mm y un espesor de 9,5 mm. El conjunto clip, brazalete y sensor sólo pesa 21 gramos.
  • Conectividad Dual: permite transmitir el pulso (simultáneamente) vía bluetooth y ant+ tanto a aplicaciones deportivas como a dispositivos gps o máquinas de gimnasio compatibles con alguno de los dos protocolos de comunicación.
  • Carga y Autonomía: La carga se realiza mediante un adaptador usb. La autonomía es de hasta 12 horas tanto en modo sensor externo (conectado a un dispositivo externo) como en modo grabación en memoria.
  • Sincronización/actualización: se puede realizar vía usb a la web de Polar Flow conectando el sensor con el adaptador USB de carga y el programa FlowSync o a través de la aplicación móvil de Polar Flow vía Bluetooth.
  • Memoria interna: 4 MB que permiten registrar el pulso en el propio sensor, sin necesidad de conectarlo a un reloj/ciclocomputador/app, con una capacidad de hasta 200 horas de entrenamiento.
  • Resistencia al agua: hasta 30m. Se puede nadar con el OH1+ tanto en piscina como en el mar.

En cuanto al manejo, también es idéntico al anterior modelo. En uno de los laterales hay un botón de control y en el opuesto un led de información que nos irá indicando el modo de grabación/conexión en el que se encuentra el sensor: modo búsqueda (esperando acoplarse a un reloj/app), modo memoria (graba la sesión y luego la podemos sincronizar esos datos a la app Polar Flow) o si está en modo sensor externo (emitiendo el pulso a un reloj, ciclocomputador o app de entrenamiento, o ahora, a todos a la vez gracias a la conectividad DUAL simultánea). En el vídeo siguiente tenéis la review que hice en su día a la versión anterior por si queréis saber más sobre su funcionamiento y las pruebas de precisión que realicé en su día.

Polar OH1+ (plus): precio y disponibilidad. 

Según Polar, el pulsómetro OH1+ está a la venta desde el mismo día de su anuncio y al mismo precio de salida que el anterior (PVP 79 €). Aunque ya está listado en amazon, su tiempo de envío aún no está del todo claro. Al igual que en la primera versión, el OH1+ estará disponible con correa negra, naranja y gris.

A los tres colores anteriores, se ha añadido también una correa de color turquesa que se puede comprar por separado.

La nueva versión OH1+ viene a sustituir al antiguo modelo, el cual debería ir agotándose en los próximos meses (en la web de Polar ya está agotado). Por ello, si el enganche para natación no os interesa y teniendo en cuenta que en breve deberá recibir la actualización que añade la conectividad ANT+, no veo motivo para no comprar la primera versión que suele venderse con descuento y ahorrar casi 20 € con respecto al nuevo modelo.

Polar OH1+ (plus): opinión y preguntas varias. 

Aunque parezca raro, la salida del nuevo Polar OH1+ es casi más una buena noticia para los antiguos usuarios que para los nuevos compradores. Es decir, el que ya tenía un Polar OH1, además de recibir la misma actualización que permitirá usarlo con dispositivos vía ant+, probablemente también pueda comprar por separado el enganche para las gafas de natación y, lo que es más importante, se sigue manteniendo (con buen criterio) el sensor de pulso de seis leds por delante del sensor nuevo de los nuevos Vantage.

Si nos ponemos quisquillosos (que también es necesario), quizás hubiera deseado una actualización mucho más profunda. Ya que ambas versiones van a estar un tiempo en el mercado, por lo menos ofrecer dos gamas de producto mucho más diferenciadas y no sólo una actualización, muy acertada, pero al fin y al cabo sólo una actualización de firmware. La autonomía es sin duda uno de los puntos que hubiera mejorado. Aunque 12 horas no es poco, en comparación con la autonomía de muchos relojes, el sensor se queda por debajo de muchos modelos de la competencia. Como mínimo este nuevo OH1+ debería haberse quedado en unas más competitivas 20-24 h, aunque para ello fuese necesario ampliar el precio y/o el tamaño del mismo. Algo que hubiese aprovechado para sustituir el led informativo por una pequeña pantalla en la que visualizar el pulso o, al menos, de forma más sencilla el estado de la conexión sin tener que pararse a ver si parpadea más o menos rápido la luz del led.

En todo caso, y a falta de quejas frente a la precisión o la conectividad, la autonomía y la poca o casi nula información que ofrece el sensor por si mismo serían los dos únicos puntos flojos, que comparte con el antiguo OH1, y que no se han visto mejorados con esta nueva versión «plus».

Como al final me extendido, como casi siempre, más de la cuenta, os dejo una serie de respuestas rápidas a posibles preguntas que, aún estando explicadas a lo largo del post, pueden haber quedado un poco difuminadas a lo largo del artículo:

Si ya tengo el antiguo Polar OH1, ¿merece la pena el cambio? No. Sólo si eres nadador y tienes problemas en los giros podrías plantearlo, siempre que el enganche no se ponga a la venta por separado o puedas hacerte un «apaño» tu mismo.

¿Puedo utilizar el nuevo Polar OH1+ con un reloj o ciclocomputador de Garmin? Sí, tanto el nuevo OH1+ ya, como el OH1 antiguo cuando reciba la actualización correspondiente. De hecho, casi siempre será más preciso que el sensor propio de Garmin, tanto por el tipo de sensor como por la ubicación (parte interna del antebrazo). Por ello, si no termina de convencerte el pulsómetro óptico de tu Fenix 3 HR o de tu Forerunner 235 (y odias con todas tus fuerzas las bandas de pulso), este OH1+ (o el OH1 actualizado) puede ser una opción muy interesante.

¿Permite conectarlo a varios dispositivos al mismo tiempo? Sí, permite conectarlo de forma independiente a múltiples dispositivos vía ANT+ y, al mismo tiempo, a un dispositivo vía bluetooth. Lo único que no permite es conectarlo como sensor externo vía bluetooth a más de un dispositivo a la vez (por ejemplo: un reloj de Polar y un móvil) como sí podemos hacer con la banda Polar H10 que sí permite dos conexiones simultáneas por bluetooth.

¿Puede utilizarlo como sustituto de la banda HRM-Swim o HRM-Tri para relojes de Garmin? Sí, pero NO. Aunque podemos llevarlo en las gafas o el brazo y ver el pulso en el reloj cuando estemos parados en el muro, durante el nado no transmitirá la frecuencia cardíaca al reloj (al estar debajo del agua) y tampoco se guardará el pulso en la sesión una vez finalicemos el entrenamiento. Esto es debido al procedimiento particular que utiliza Garmin para guardar el pulso en las actividades de natación, haciendo una consulta y carga de datos almacenados en el pulsómetro justo antes de guardar la sesión por completo en la memoria de reloj, un protocolo de sincronización que no tiene implementado el pulsómetro de Polar y que hará que no responda a dicha consulta.

Sí tenéis cualquier otra pregunta sobre el funcionamiento, compatibilidad o posible uso del Polar OH1+, dejadla en los comentarios e iré actualizando este apartado.  Espero que os haya sido interesante y enhorabuena a los que ya teníais un OH1 por esa pedazo de actualización que vais a recibir «4free».

Recordad que podéis seguir todo lo que publico a través de las redes sociales (@Premarathon/Facebook), que tengo un bonito canal de youtube donde encontraréis más análisis y pruebas de tecnología deportiva y, siempre que os apetezca, podéis apoyar el contenido que escribo comprando a través de los links de las diferentes tiendas on-line que acompañan a los artículos o cualquier otro producto a través de este enlace de amazon. Gracias por leerme y hasta el siguiente artículo.

Victor – @PreMarathon

Ofertas recomendadas:relojes gps de oferta y baratos

19 COMENTARIOS

  1. Jolinessssss, después de haber leyendo apasionadamente tú buen artículo llego al final y descubro, gracias por comentarlo, que no puedo utilizarlo para captar mis pulsaciones en natación y poder luego verlas en garmin connect o en el móvil porque no los almacena en el Garmin 5 que utilizo.
    La banda de pecho es muy incómoda de usar si no llevas ropa de natación por encima de él…y no estoy acostumbrado a usarla.

      • A ver, no se puede almacenar, pero para controlarlas directamente mientras nadáis podría servir. El sensor irá emitiendo y en los descansos, al estar ambos dispositivos fuera del agua, podréis ver el pulso en el reloj. Hasta que Garmin cambie el sistema, es esto o comprar la HRM-SWIM/TRI

        • Aprovecho para hacerte una pregunta que esta relacionada con la anterior pero puede que suene un poco absurda:

          Vengo de polar y me he pasado a Garmin. El polar H10 y OH1 (actualizados con tecnologia Ant+) los sigo manteniendo. Además uso Stryd para medir la potencia y demás datos en mis carreras. Ahi va mi pregunta: me quiero iniciar en triatlón. Me recomiendas que adquiera el HRM-Tri y deje de lado los Polar? Los datos de zancada y demás hasta ahora me los da el Stryd. Que pasa si adquiero el HRM-TRI se van a cruzar datos con Stryd y será un lío, no? (Ya que no me gustaría dejar de usar el Stryd por el tema potencia). Tu harías el cambio? Muchas gracias.

          • No, no lo haría. Teniendo las dos bandas de Polar y el Strid, no compraría otra más. Seguiría con el Stryd y controlaría el pulso en natación durante el entrenamiento con el Oh1 los días que lo necesites o incluso con la memoria del H10 sin vincularla al garmin. A la hora de competir, el pulso no es una métrica que tenga mucho sentido ya que no la puedes ir viendo mientras nadas ni tampoco poner alertas de FC. Además, los datos de potencia en Garmin no son tan finos como la de Stryd (partiendo de la base que yo no le veo mucho sentido a utilizar los watios en carreras de asfalto y menos tras hacer los sectores de ciclismo y natación). De todas formas, teniendo todo lo que tienes, siempre puedes probar y si no te convence venderla al mes/mes y medio. Yo creo que no te aportará más que el hecho de poder registrar el pulso nadando, y como contra verás que no es del todo cómoda llevarla nadando.
            Espero haberte ayudado y no liado más.

        • Aprovecho para lanzar una con un «truquillo» que puede ayudar a «salvar» esta situación. Siempre y cuando se utilize Traning Peaks. Se trata de utilizar la herramienta de «auto-merge» que TP ofrece.
          https://help.trainingpeaks.com/hc/en-us/articles/204073774-How-do-I-use-AutoMerge-
          Con dicha herramienta, se puede subir un segundo archivo (me consta que esté en la misma hora) para que TP los una y una las diferentes métricas que ofrecen los datos. Haré la prueba a ver que tal. Saludos!

          • Interesante, no la conocía. Si llevas el control de entrenamientos allí puede ser una solución porque Polar tb sincroniza automáticamente a ese portal.
            Saludos y gracias por el aporte.

  2. Me has resuelto muchas más dudas que la web de Polar, mi más sincero agradecimiento. Tan solo una duda: ¿funciona con un Garmin Fenix 3 normal, el que no lleva pulsómetro incorporado sino que usa banda pectoral?

    Otra cosa que no he podido encontrar es un listado de las métricas que ofrece este pulsómetro.

    Muchas gracias.

      • Muchísimas gracias de nuevo. Una cuestión más: me han regalado un Apple Watch 4, el último en salir, y me preguntaba si merece la pena usar el sensor Polar OH1+ con mi antiguo Fenix 3 o si por el contrario con el Apple Watch ya lo tengo todo cubierto. Es cierto que con el Fenix 3 y la banda de pecho de Garmin que usaba con él la información que recogía era enorme, y que en ese aspecto el Apple se queda corto (no te ofrece VO2, recuperación, tendencia, zonas de FC…). Pero si con el Polar OH1+ y el Fenix tengo mediciones similares, podría olvidarme del Apple Watch… a no ser que me digas que el resultado va a ser similar en ambos casos (Fenix + Polar OH1+ vs Apple Watch 4).
        Saludos!

        • Hola Jose, Son relojes totalmente diferentes, sobre todo en el manejo, diseño, autonomía y en la información/avisos que te pueden dar en pantalla. Depende mucho del tipo de deporte que hagas (montaña/planes de entrenamiento o más para mantenerte en forma). Lo más sencillo es que un par de semanas pruebes los dos a la vez. A nivel entrenamiento, no hay comparación y el pulsómetro de antebrazo siempre va mejor que el pulsómetro en muñeca.
          Saludos

  3. Hola Víctor, muy interesante lo que he leido.
    Para natación la aplicación Team App es muy interesante.
    Sabes si sería compatible el OH1+, a la vez de esa aplicación, para aparte de que el entrenador pueda evaluar el pulso, el nadador pudiera llevar un reloj en el que le marque las pulsaciones y verlo él de forma directa? En el caso de que pudiera, qué reloj económico, válido para natación y que tuviera fiabilidad me recomendarías?
    Saludos.

    • Sí y no. Podría conectarse vía ANT+ a un reloj y vía bluetooth a la tablet. Al usar la conectividad ANT+ para el reloj, sólo podríamos usarlo con un Garmin, por ejemplo el Forerunner 735xt (el más barato con natación ahora mismo: 229 € https://amzn.to/2LxDaz2) y aunque vieras el pulso cuando ambos dispositivos (reloj y pulsómetro) no estén bajo el agua, no lo registraría en el archivo tras sincronizar (Garmin lo hace de forma distinta). Es decir, si que se puede, pero con limitaciones para el nadador.
      Saludos

      • Gracias Victor por tu respuesta.
        Cuando digo pulsometro de natación, me refiero a que pueda funcionar debajo del agua. Sólo me interesan las pulsaciones.
        Saludos.

        • Ok, entonces optaría por Polar. El M430 si lo llevas bastante apretado me dió lecturas bastante correctas (no el 100% de las veces, aquí tienes la review), tiene la misma tecnología de pulsómetro que el OH1. De lo que hay en el mercado es lo más fiable que he probado para nadar junto con la pulsera a360 (también de polar). Creo que me decantaría por alguno de esos dos si lo único que te interesa es el pulso al nadar.
          Un saludo

          • Me interesa más la opción del OH1+ conectado a la Team App por un lado para el entrenador y por otro a un reloj para que el nadador lo pueda ver. Serían dos conexiones, una por Bluetooth al Ipad y por ANT+ a un reloj de pulsera que sea lo más económico posible, pero que funcione bien y resista el agua claro.

          • Vale, te voy pillando, volvemos al principio, tendría que ser de garmin que admitiera un pulsómetro vía ANT+. Lo más barato sería la vivoactive 2 o 3, la 2 ya no hay casi a la venta, pero la 3 se puede encontrar por menos de 55 € pero con pantalla algo pequeña, lo siguiente ya sería ir a un forerunner 35 (sobre los 100 €). De Garmin no hay nada más barato que se pueda conectar al Oh1. De todas formas, en este enlace tienes todos los dispositivos compatibles vía ANT+ con el OH1.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre
Los datos de carácter personal (nombre, e-mail, ...) que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados de forma transparente y segura por el representante de esta web (Victor Cabrera). La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es la de gestionar, mostrar y moderar los comentarios que acompañan a los artículos. La legitimación se realiza por consentimiento del usuario y los datos se alojarán en los servidores propios de Premarathon.com (ver política de privacidad) dentro de la UE. Así mismo, tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional de la  política de privacidad. Si además marcas la casilla de "Suscríbeme al newsletter mensual de PreMarathon.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Premarathon.com ) fuera de la UE, en EEUU, aunque el proveedor Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. En todos los mails de las newsletter mensual que recibas habrá un enlace para darte de baja.  Hasta que no se solicite su supresión por el interesado, se almacenarán los datos proporcionados. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en está página.