Garmin Forerunner 235: análisis, opinión y posible sucesor.

2
Garmin forerunner 235 análisis detallado

En este artículo voy a intentar analizar el Garmin Forerunner 235 de forma algo diferente a las reviews que realizo habitualmente. En gran parte porque se trata de un modelo que fue lanzado al mercado en Octubre de 2015, dos años en los que he tenido tiempo suficiente para analizarlo al detalle, compararlo con la mayoría de sus rivales, entre ellos el que más se ha acercado: el Polar M430, y ver cómo pasaba de sus 349 € iniciales a una horquilla mucho más asequible [188 -249 €] para los bolsillos de la mayoría de los corredores.

La idea es la de revisar un clásico, analizando cuáles han sido los motivos que lo han convertido en el reloj-gps más usado por corredores de maratón de todo el globo y, ante la inminente salida de su sucesor [Forerunner 245], detallar qué aspectos se mejorarán y cuáles se quedarán seguramente en el tintero, llámese “tintero” al más que probable modelo de gama superior [Forerunner 645].

Un poco de historia previa del Forerunner 235.

El Forerunner 235 vino al mundo junto a otros dos modelos, una suerte de parto de trillizos:

garmin forerunner serie 230, 235 y 630

  • Forerunner 230: el sucesor del FR220 aumentaba la superficie útil de la pantalla y añadía el perfil de ciclismo. Este modelo ha sido (y es) uno de los relojes-gps más fiables de estos últimos años y permite cargar entrenamientos avanzados, programar intervalos desde el propio reloj y además tiene una gran autonomía (16 horas). De los pocos relojes-gps que he recomendado sin miedo a equivocarme y de los que menos problemas ha dado del mercado. Aunque su precio de salida fue de 249 €, actualmente se puede encontrar por debajo de los 200 € en la versión básica y por un poco más la versión con banda de frecuencia cardíaca.
  • Forerunner 235: una versión idéntica al modelo anterior con la “única” diferencia del pulsómetro óptico de muñeca de fabricación propia, el denominado sensor “Elevate”, a diferencia del antiguo Forerunner 225 que usaba un sensor de Philips. Como contrapartida al pulsómetro de muñeca tenemos una menor autonomía (10-12 horas).
  • Forerunner 630: este modelo se erigía como el tope gama de Garmin para running, con pantalla táctil, conectividad wi-fi y funciones avanzadas de entrenamiento como el virtual racer o las métricas de carrera. La realidad ha sido distinta, aún siendo un reloj muy bueno, no ha conseguido arrastrar a los antiguos usuarios del Forerunner 620, en parte porque el 230 y el 235 eran mucho más económicos y no compensaba realmente pagar más por la única ventaja real, el virtual racer. Aunque mucha culpa de sus escasas ventas se deben al imparable ascenso del Fenix 3 más allá del mundo de las montañas, un reloj mucho más versátil a un precio similar. Ahora mismo es difícil encontrar este modelo en venta, hay muy pocas unidades, aunque algo se puede encontrar en los productos reacondicionados de Garmin.

Tres modelos que daban continuidad a la idea de Garmin de ofrecer distintas gamas para un mismo dispositivo, un reloj-gps para running. A falta de conocer sus nuevos modelos, los Forerunner de Garmin tienen colapsado el mercado con su gama baja (Forerunner 25, 30 y 35), gama media (Forerunner 230 y 235) y gama alta (Forerunner 630).

Un vistazo rápido al Garmin Forerunner 235.

Una vez hemos recordado el alumbramiento múltiple del Forerunner 235, y antes de analizar los aspectos concretos que han hecho de este modelo un superventas, no está de más recordar sus especificaciones técnicas más importantes:

  • Diseño y peso: el forerunner 235 está fabricado en su totalidad con materiales plásticos, incluyendo el cristal de la pantalla, un plástico “anti-golpes” muy resistente, que tienen también modelos antiguos como el FR220 o posteriores como el FR735xt. El plástico hace que este gps tenga un peso muy reducido  (42 g). La resistencia al agua es de 5 ATM (50 metros). Las correas son intercambiables y hay repuestos compatibles por menos de 10 €. El manejo se realiza mediante los 5 botones (3 +2)  de sus laterales.
  • Dimensiones: toda la gama forerunner tiene un esfera circular de 45 mm y un espesor similar, 11.7 mm en el caso del Forerunner 235. No queda como un reloj muy grande una vez puesto, en parte por estar la correa unida directamente a la esfera y no a apéndices (como pasa en los ambit3 o spartan trainer).
  • Pantalla: la pantalla útil es de 31,1 mm, achatada en la parte superior e inferior, a color y con una resolución de 215 x 180 px. El tamaño de la pantalla permite hasta 4 campos de datos por pantalla en cada perfil deportivo y de 9 a 11 si utilizamos aplicaciones de Connect IQ. La pantalla es retroiluminada, se puede activar con el giro de la muñeca, aunque la iluminación no es muy potente ni uniforme (no es perfecta, pero se puede utilizar por la noche sin mayor problema).

funciones de entrenamiento Garmin Forerunner 235

  • Autonomía: hasta 9 días en modo reloj (varía en función de si tenemos activadas las notificaciones móviles inteligentes y el registro de pulso 24 horas) y hasta 12 horas con gps (algo menos si activamos la compatibilidad con la red de satélites rusos Glonass).
  • Alertas: vibración y sonido.
  • Datos de entrenamiento: en 2 pantallas configurables desde el propio reloj para cada perfil deportivo (carrera, ciclismo, carrera interior, ciclismo interior y otros). Entre los datos que podemos fijar tendremos: ritmo, velocidad, tiempo, distancia (media, por vuelta y totales), pulso, zona de FC, cadencia de pasos, altitud (el descenso y ascenso se puede ver vía app de Connect IQ).
  • Funciones de entrenamiento: el Forerunner 235 dispone de autolap (avisos cada km), lap manual, intervalos desde el propio reloj, entrenamientos avanzados (desde web o móvil) y alertas por distancia, tiempo, calorías o ritmo.
  • Conectividad: se puede sincronizar mediante el cable usb de carga y un PC/Mac y vía bluetooth con un móvil compatible. También dispone del servicio de seguimiento en vivo “Live Track” de Garmin Connect vía bluetooth con la app móvil.
  • Sensores internos: dispone de acelerómetro interno para correr en cinta y monitorización de la actividad diaria. No tiene altímetro barométrico, la altitud es registrada mediante los datos de posición vía gps.
  • Sensores externos: Es compatible con sensores de FC, cadencia, potencia para running (stryd) y cadencia y velocidad para ciclismo vía ANT+ o duales (ANT+/BT) (ej.: Wahoo). No es compatible con sensores de potencia de ciclismo. El Forerunner 235 también puede actuar como pulsómetro externo y transmitir el pulso a otro dispositivo (reloj o ciclocomputador) vía ANT+.
  • Portales externos: sincronización automática a portales como Strava y Nike Running Plus.
  • GPS: compatibilidad con Glonass (reduce 20% autonomía) y modos de grabación inteligente o por segundo (la recomendada si queremos mayor precisión en el registro del track que hacemos). En cuanto a la fiabilidad/precisión, en todas las pruebas que he realizado y comparativas con modelos de gama más alta el resultado ha sido satisfactorio, incluso mejor que otros modelos como el Fenix 3. No veréis casi comentarios negativos en este aspecto.
  • Sensor de FC: el Forerunner 235 utiliza el sensor óptico de pulso para medir la frecuencia cardíaca en actividades deportivas y de forma continua (2-5 seg) a lo largo del día.

Llegados a este punto, es necesario hacer un pequeño inciso, ya que si estáis pensando en comprarlo o ya sois usuarios de este modelo, quizás sea el tema que más os preocupa, sobretodo si veis algún comentario del tipo “el sensor es una mierda, no mide bien”, típico de un comprador enfurecido o “ansias”. Por ello no está de más aclarar algunos puntos sobre la precisión de este tipo de sensores, más aún si tenemos en cuenta que estamos hablando de tecnología de hace dos años. Lo primero a remarcar es que la medición óptica de pulso no es perfecta, no esperéis que sea tan precisa en todas las situaciones como una banda de pulso clásica. En este caso, prima siempre más la comodidad de no llevar la banda. Dicho ésto, en general el pulsómetro óptico del Forerunner 235 es bueno y, al igual que en el resto de marcas, la precisión depende en gran medida de la posición en la que llevamos el reloj (debe quedar por encima de la muñeca), el apriete (no debe cortar la circulación, pero sí quedar ajustado), características del propio usuario (color de piel, vellosidad, tamaño de muñeca, etc.). Cuando digo que la precisión es buena en el Forerunner 235, me refiero a que es buena para ser un pulsómetro óptico y que en la mayoría de ocasiones tendremos un registro bastante real, sobre todo en carrera continua, pero no está exenta de errores.

A continuación podéis ver un ejemplo de cómo de mal puede medir si no llevamos la correa ajustada.

errores medición de pulso Forerunner 235 por mal ajuste

En este otro ejemplo tenéis uno de los problemas comunes en este tipo de tecnología, la respuesta más lenta ante cambios bruscos de pulso. Por el anterior motivo no llega a dar muy buenos resultados en ciclismo debido a tanto cambio de ritmo al dejar de pedalear, además de por las vibraciones de la propia actividad y tener la muñeca doblada al sujetar el manillar. fiabilidad del pulso Forerunner 235

Por contra, en este ejemplo vemos un entrenamiento de intervalos largos, donde el comportamiento es casi idéntico al de una banda pectoral.

medición de pulso forerunner 235

Pero no siempre sucede lo anterior, encontraréis en alguna ocasión que debido a una combinación de factores del tipo: ajuste flojo, sudor, intervalos de entrenamiento muy cortos, …, o porque simplemente ese no era su día, la medición se va de madre totalmente.

error en medición de pulso forerunner 235

En resumen, recordad que los pulsómetros ópticos, ni este modelo ni en el resto de marcas, son perfectos, que el ajuste importa y que el sensor se auto-regula en los primeros minutos, por ello es mejor que esté en funcionamiento un poco antes de iniciar el registro de la actividad, mientras calentamos y con la actividad sin iniciar.

Dudas frecuentes, errores y otra información útil. 

En este apartado, además de dejar el link al manual de instrucciones (versión web y pdf) del Forerunner 235 tenía pensado hablar de los problemas más habituales que podéis encontrar a lo largo del tiempo con este reloj y de sus posibles soluciones. Aunque es un reloj que no tiene ni mucho menos fama de problemático, si que es habitual encontrar de vez en cuando fallos de conectividad móvil, la pantalla bloqueada o tener dudas sobre cómo mejorar la precisión del gps o resetear el dispositivo. Todo lo anterior y alguna cosilla más lo podéis consultar en artículo específico de errores, dudas habituales e información útil.

¿Por qué ha tenido tan buena acogida el Garmin Forerunner 235?

Como casi siempre que nos preguntamos cuál o por qué un reloj-gps es el mejor del mercado, no hay una respuesta única y verdadera, pero la combinación de cuatro variables nos pueden acercar mucho a la respuesta en este caso. La comodidad de no utilizar banda, la bajada de precio, sus funciones de entrenamiento y la incomparecencia de rivales de talla suficiente son sin duda los cuatro factores que más han influido en la fama de este reloj entre corredores que buscan un reloj para preparar maratones y carreras similares.

La comodidad del sensor óptico de pulso en la muñeca ha sido sin duda uno de los factores determinantes de su éxito. La mayoría de nosotros preferimos ganar en comodidad y perder algo de precisión, que llevar una incómoda banda en el pecho. Al fin y al cabo, que nos supone que un reloj nos diga que corremos a 152 ppm y no a 154 ppm. Y ésto dicho por un hombre, si preguntáis al sector femenino aún tendréis una mayoría más aplastante de corredoras que odia las cintas de pulso clásicas.

Junto a la comodidad, otro aspecto interesante ha sido el precio. Este modelo pasó a los pocos meses de sus 349 € iniciales a unos más razonables 289 €, y en 2017 lo hemos visto regularmente en un intervalo mucho más ajustado y estable, entre 189 y 249 €. Una bajada de precio que ha permitido que las ventas de este modelo hayan superado a las del Forerunner 230. Al final, si son modelos idénticos y el Forerunner 235 permite conectar también bandas de pulso, muchos usuarios de antiguos GPS de Garmin optan por pagar un poco más y pasar al sensor óptico y en los entrenamientos más exigentes (HIIT o intervalos muy cortos de carrera) seguir usando la antigua banda de pulso HRM.

En cuanto a las funciones de entrenamiento, además de poder realizar entrenamientos por intervalos o avanzados con alertas por vibración, algo que ya encontrábamos en las versiones anteriores, el gran logro se llama Connect IQ. Un portal de aplicaciones y campos de datos personalizados que ha permitido subsanar muchas de las carencias iniciales de este modelo y dotar a la gama media de los Forerunner (y vivoactive) de funciones específicas de modelos de gama alta. Junto a las innumerables aplicaciones que dotan al FR235 de más de 4 datos por pantalla y funciones como el tiempo estimado de finalización de una carrera, destacan dos por encima de las demás:

  • dwMap: un nuevo perfil deportivo con el  que podremos importar y seguir rutas fácilmente desde el reloj. Un avance significativo en las prestaciones de navegación del Forerunner 235 teniendo en cuenta que únicamente disponía de la función de “Back to Start”. En este vídeo os explico el funcionamiento.
  • Pool Swim: como su propio nombre indica, estamos frente a una aplicación para natación en piscina. Una vez instalada podremos registrar los largos que nadamos sin problemas. En este vídeo os lo cuento.

Y por supuesto, la falta de rivales serios no ha hecho más que ayudar a que el Forerunner 235 se consolide como el más vendido en la gama media de gps para correr. Durante todo 2016, sólo los TomTom ofrecían algo similar, pero con modelos anticuados y sin tantas posibilidades de configuración. Hemos tenido que esperar a principios de 2017 para ver modelos de otras marcas que realmente pueden competir con el Forerunner 235. A continuación os dejo los cuatro de los relojes-gps con pulsómetro óptico de muñeca que a día de hoy pueden ser una alternativa al Forerunner 235 tanto en funciones como en precio:

modelos similares al garmin forerunner 235

Suunto Spartan Trainer: este es un modelo quizás más pensado para triatletas pero que por precio [199-230] se encuentra en la órbita del Forerunner 235. Dispone de vibración, navegación por tracks, pantalla a color y como ventaja principal tendremos sus perfiles de natación (piscina y aguas abiertas). Por contra, es un poco más pesado (56 g) y con mayor espesor (16 mm), la pantalla no es del todo grande y las funciones para programar entrenamientos avanzados están aún por desarrollar.

Garmin Forerunner 35: lo encontramos dentro de la gama de iniciación para correr de Garmin, junto al Forerunner 30, pero sorprende por ser un reloj-gps sencillo y con las funciones mínimas necesarias de entrenamiento: programación de intervalos, vibración, carrera en interior y 13 horas de autonomía. Con su precio actual [145-159 €], es una de las mejores opciones para los que empiezan a correr o no quieren un reloj-gps demasiado complejo o grande.

Polar M430: una versión con vibración y pulsómetro de muñeca del famoso M400, y el modelo más similar al Forerunner 235 que hay actualmente en el mercado. Realmente hay pocas diferencias más allá de un mejor pulsómetro óptico en el M430, realmente preciso, y una mejor programación de intervalos desde el reloj y mayor autonomía en el Forerunner 235 (12 horas frente a las 8 horas del M430). El Polar M430 ya se puede encontrar por debajo de los 175 € en alguno de sus cuatro colores y sería una opción más interesante siempre que le deis más importancia a la precisión del pulsómetro (spinning o ciclismo) que al resto de opciones. Os recomiendo que veáis este vídeo para salir de dudas.

Comparativa Garmin Forerunner 235 versus Polar M430
Garmin Forerunner 235 vs Polar M430

Garmin vivoactive HR: este modelo puede ser una opción alternativa al Forerunner 235 si no buscáis un reloj-gps específico para correr. Suele ser más económico (desde 189 €) y dispone de perfil de natación en piscina propio (no con aplicación externa). Por contra no dispone de entrenamientos por intervalos ni posibilidad de programar entrenamientos avanzados, algo que sí se ha añadido en la nueva versión (vivoactive 3), además de una mejora significativa en la calidad de la pantalla, la mayor queja de los primeros vivoactive.

Renovando el Forerunner 235: ¿Qué esperar del próximo Forerunner 245 y Forerunner 645?

Hemos visto la historia, sus funciones principales, que ha hecho de este modelo uno de los más usados por maratonianos, así como los rivales que hay actualmente en el mercado, por lo que sólo nos queda intentar adivinar qué nos deparará el futuro próximo. Por todas las filtraciones que han ido saliendo y las mejoras añadidas en los últimos Forerunner/Fenix, hay ciertos aspectos que están más o menos claros en los futuros lanzamientos de la gama Forerunner:

Dos modelos: lo más probable es que garmin continúe con la tradición y saque un modelo de gama media (Forerunner 245) y otro de gama alta (Forerunner 645), ambos con la nueva versión de su pulsómetro óptico que llevan el Fenix 5 o el FR935. Lo que si está claro es que no veremos nuevos Forerunner sin pulsómetro óptico. Las diferencias aseguradas entre ambos modelos serán el altímetro barométrico (sólo en el FR645) y la autonomía mayor en el modelo de gama alta, 20-24h frente a las 12-16h del FR245.

Menús: se adoptará sin duda el menú del Fenix 5, incluyendo el carrusel de selección rápida, y todas las mejoras visuales que también tenemos en el FR935 y vivoactive 3.

Pantalla: una mejora segura en ambas versiones será la pantalla, adoptando el nuevo estándar de 30,5 mm y 240×40 px, siendo táctil la del FR645, y con una menor distancia entre la pantalla útil y el bisel (menos zona muerta).

Diseño: por las imágenes filtradas, Garmin apostará por el bisel metálico, similar al del nuevo vivoactive 3, en su modelo de gama alta, con la idea de hacerlo un reloj más llevable a diario. El Forerunner 245 seguirá probablemente con la estética de 5 botones y materiales plásticos (y ligeros) del Forerunner 935. Uno de los problemas del FR630 fue ser idéntico estéticamente a la versión inferior, con un bisel metálico y opciones de correas de piel con sistema de extracción rápida, Garmin puede solucionar fácilmente ese error y marcar una mayor diferencia entre las dos gamas.

Música: no haberla incluido en el vivoactive 3 hace que sólo puedan añadir esta función en un reloj más caro, al menos si no quieren matar las ventas del vivoactive. Por ello, creo que sólo veremos almacenamiento de música en el modelo de gama alta y no en el Forerunner 245.

Garmin Pay: los pagos inalámbricos deberían incluirse en los dos modelos si quieren competir con Apple y Fitbit en el mercado americano (donde hay un mayor uso y tarjetas disponibles).

Perfiles de natación y/o triatlón: no los veremos en el 245 (mataría las ventas del vivoactive 3), pero no tengo claro que no se incluya el perfil de natación (en piscina, no en aguas abiertas) en el nuevo Forerunner 645. Seguiría diferenciándose de los relojes de triatlón, pero sí que aumentaría la diferencia entre la gama alta y media de los Forerunner.

Navegación: lo más lógico sería que el nuevo Forerunner 645 tenga la navegación por rutas similares a las del Fenix 5, dejando al Forerunner 245 con la navegación mediante la app dwMap.

Precios: salvo que quieran diferenciarse mucho de la competencia, tanto por arriba como por abajo, tendremos algo similar a los precios que hemos ido viendo estos años: 349 € para el FR245, quizás un poco menos, y 399 €-449 € para el Forerunner 645.

Si Garmin cumple más o menos los pronósticos anteriores, tendremos tres relojes de gama alta: Fenix 5 (montaña), Forerunner 935 (triatlón) y Forerunner 645 (running), muy similares en funciones y diseño y con un precio descendente (599-549-449), producto de ir eliminado los materiales metálicos en el FR935 y las funciones de triatlón en el presumible Forerunner 645.

El nuevo Forerunner 245 es el que más dudas deja en el aire de los nuevos , aunque no tardaremos más de un mes en conocerlo (si no se filtra más información antes) ya que será presentado en el CES de Las Vegas la primera semana de 2018 (se ha retrasado ha primavera/verano de 20018). Hasta entonces, sólo nos queda preguntarnos si alguna de las posible mejoras que hemos aventurado nos hará descartar la compra del Forerunner 235 (o alguno de sus rivales) y esperar hasta su lanzamiento (asumiendo que pagaremos 100 € más por ese nuevo modelo).

Espero que esta review del Forerunner 235 os haya resultado interesante y si estáis pensando en comprarlo, recordar que si lo hacéis a través del siguiente enlace “comprar FR235 en amazon” estaréis ayudando a mantener en pie esta web. Tenéis el apartado de comentarios para cualquier pregunta, opinión o sugerencia y tanto si me seguís en Twitter (@PreMarathon) como si os suscribís al canal de youtube podréis estar al tanto de todas las noticias, pruebas y ofertas destacadas relacionadas con el deporte y la tecnología que voy publicando. Gracias por leerme y hasta el siguiente artículo.

Victor – @PreMarathon

Índice de artículos de tecnología deportiva.

Ofertas recomendadas:relojes gps de oferta y baratos

2 Comentarios

  1. Buenas tardes Víctor,

    Justo cuando pensaba que con el 235 era difícil que Garmin sacara sucesores, me dio por pensar hace unas semanas en futuros modelos y encontré los modelos que comentas. ¿Merecerá la pena comprar el 245? Tengo mucha curiosidad por ver qué pinta tiene pero creo que me pasará igual que con el Vivosmart HR y las pulseras de actividad… teniendo el 235 y algunos de sus predecesores y la posibilidad de comprar correas nuevas la mejor opción es mantenerme tal y como estoy.

    Para quien aún esté por decidirse entre un 235 o esperar al 245, creo que es buena opción esperar porque seguramente con la aparición del nuevo aparecerán buenas ofertas del 235.

    Saludos.

    • Hola Jony, en cuanto a ofertas, seguirán con las mismas, es decir, no creo que baje más de los 188 € a los que ha estado en el BlackFriday y antes de navidad. Ahora mismo, yo esperaría seguro al 245, en dos semanas lo presentarán y por ver que trae realmente (música, tracks, natación, bisel metálico, garmin pay,???) y si hay alguna sorpresa que se nos pasa, pero sabiendo que el nuevo estará todo 2018 sobre de 300 €, mucho si sólo queremos un reloj para correr por asfalto.
      Saludos

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre